Obras del venerable p. maestro fr. Luis de Granada ... (Google eBook)

Front Cover
Don A. de Sancha, 1788
0 Reviews
  

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page 149 - Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no engendraron, y los pechos que no criaron.
Page 286 - Eliséo, y dióle aviso, diciendo : No ha resucitado el niño. 32 Entró pues Eliséo en la casa, y vio el niño muerto, que estaba tendido sobre su cama : 33 Y habiendo entrado, cerró la puerta • sobre sí, y sobre el niño : é hizo oración al Señor.
Page 375 - Inca y de salir nuevo hombre nunca visto, que fueron españoles, se perdió muy mucha hacienda del sol y de la luna y de las estrellas y de los dioses...
Page 415 - Señor, que quieres que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la verdad...
Page 231 - ... los sensibles vivientes, que están en el segundo orden de la vida, gozando de la sensible sobre la vegetante y son los animales de la tierra, los peces del mar y las aves del aire. Ellos pacen la...
Page 12 - Mas para esto es menester pedir al Señor los ojos que estos santos tenían para penetrar las maravillas que debajo de la humilde figura de la Cruz están encubiertas. Porque ya nos consta que entre todas las obras que nuestro Señor hasta hoy ha hecho en el mundo y hará, la mayor fue la obra de nuestra redempción.
Page 70 - Pues desta manera el Hijo de Dios, ofreciendo al Padre eterno el sacrificio y muerte deste becerro, no se contentó con padecer la muerte que le era mandada, mas quiso también adornarla con maravillosos olores de rosas y flores, que fueron las bofetadas, y pescozones, y azotes, y espinas, y escarnios, y vituperios...
Page 119 - Ef 3,8-9. con él juntamente resucita, y con él sube a los cielos, y recibe silla en ellos, porque de todos estos bienes gozarán los escogidos por el misterio de la Cruz. Y para resumirlo todo en una palabra, por este misterio se nos dan bienes de gracia y gloria, que son las dos mayores cosas que la omnipotencia de Dios puede dar a una pura criatura. Y esta gracia, que es, como dicen los santos, gloria comenzada, se nos da por Cristo en tanta abundancia, que dice el mismo Señor, que nos la mereció,...
Page 74 - Te daré las llaves del reino de los cielos: lo que tú atares en la tierra será atado en el cielo y lo que desatares en la tierra será desatado en el cielo.
Page 211 - Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que viendo vuestras buenas obras glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos

Bibliographic information