Charaktere der vornehmsten Dichter aller Nationen: nebst kritischen und historischen Abhandlungen über Gegenstände der schönen Künste und Wissenschaften, Volume 2 (Google eBook)

Front Cover
Johann Gottfried Dyk, Georg Schaz
Im Verlage der Dykischen Buchhandlung, 1793 - Poetry
0 Reviews
  

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Popular passages

Page 223 - ¡Volved, no vais así desa manera ni del temor os deis tan por amigos que yo me ofrezco aquí, que la primera me arrojaré en los hierros enemigos! ¡Haré yo esta palabra verdadera y vosotros seréis dello testigos! ¡Volved, volved!», gritaba pero en vano que a nadie pareció el consejo sano.
Page 461 - Dime, infame traidor, de fe mudable, ¿tienes por más partido y mejor suerte el vivir en estado miserable que el morir como debe un varón fuerte? Sigue el hado, aunque adverso, tolerable, que el fin de los trabajos es la muerte, y es poquedad que un afrentoso medio te saque de la mano este remedio».
Page 215 - ... quinientos que murieron. Unos vienen al suelo mal heridos, de los lomos al vientre atravesados; por medio de la frente otros hendidos; otros mueren con honra degollados; otros, que piden medios y partidos, de los cascos los ojos,, arrancados, los fuerzan -a correr por peligrosos peñascos sin parar precipitosos. Y...
Page 213 - ... el ribazo donde estaba la máquina del fuego: viéranse allí las balas escupidas por la bárbara furia detenidas. Los demás arremeten luego en rueda y de tiros la tierra y sol cubrían, pluma no basta, lengua no hay que pueda figurar el furor con que venían; de voces, fuego, humo y polvareda no se entienden allí, ni conocían ; mas poco aprovechó este impedimento, que ciegos se juntaban por el tiento. Tardaron poco espacio en concertarse las enemigas haces ya mezcladas...
Page 452 - Que no sé mal que ya dañarme pueda, no hay bien mayor que no le haber tenido, acábese y fenezca lo que queda, pues que mi dulce amigo ha fenecido: que aunque el cielo cruel no me conceda morir mi cuerpo con el suyo unido, no estorbará, por más que me persiga, que mi afligido espíritu le siga.
Page 449 - ... pareciendo que iba de cuerpo en cuerpo discurriendo. La noche era tan lóbrega y escura que divisar lo cierto no podía, y así por ver el fin desta aventura [aunque más por cumplir lo que debía] me vine, agazapado en la verdura, hacia la parte que el rumor se oía, donde vi entre los muertos ir oculto andando a cuatro pies un negro bulto. Yo de aquella visión mal satisfecho...
Page 453 - ... salí con ella, acá y allá buscando: al fin, entre los muertos que allí había, hallamos el sangriento cuerpo helado, de una redonda bala atravesado. La mísera Tegualda, que delante vio la marchita faz desfigurada, con horrendo furor en un instante sobre ella...
Page 197 - ... hechos? La fuerza pierden hoi, jamas violada, Vuestras leyes, los fueros i derechos; De señores, de libres, de temidos, Quedais siervos, sujetos i abatidos. Manchais la clara estirpe i descendencia I enjeris en el tronco jeneroso Una incurable plaga, una dolencia, Un deshonor perpetuo, ignominioso: Mirad de los contrarios la impotencia, La falta del aliento i el fogoso Latir de los caballos, las ijadas Llenas de sangre i en sudor bañadas. No os desnudeis del hábito i...
Page 468 - K 4 but but let us recoiled that Ercilla has infinitely more Homeric fpirit, and that his poem contains more genuine Epic beauties, than can be found in Voltaire. Ercilla has been honoured with many poetical encomiums by the writers of his own country ; and, as I believe the moft elegant compliment which has been paid to his genius is the production of a...

Bibliographic information