Romancero español: colección de romances históricos y tradicionales (Google eBook)

Front Cover
Librería de Alfonso Duran, 1873 - Ballads, Spanish - 269 pages
0 Reviews
  

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Common terms and phrases

Popular passages

Page 21 - Cantemos al Señor, que en la llanura Venció del ancho mar al Trace fiero; Tú, Dios de las batallas, tú eres diestra, Salud y gloria nuestra. Tú rompiste las fuerzas y la dura Frente de...
Page 150 - Francelisa, cuyos ojos Mi culpa y disculpa son. Dulcísimo laberinto Del que en ellos se perdió: Si no olvida quien bien ama, ¿Cómo puedo olvidar yo Desdenes que no escarmientan , Porque es premio su rigor?...
Page 19 - Capitana á capitana, jefe á jefe, cuerpo á cuerpo, como dos atletas luchan que se hacen crujir los huesos. Más que en torrentes, en trombas de ira, de furor, de vértigo, hasta blanden moribundos troncos, de maza sirviendo. Dos veces son rechazados, y Alí á un asalto tercero con voz estentórea empuja los tigres de sus desiertos. Doria en la derecha osado por tres naves se halla envuelto, de abordaje y de metralla más que rendido, deshecho. La Providencia conduce entre el plomo á socorrerlos...
Page 150 - Apiadado estoy de vos, conde, aunque sin merecello, que es vuestra lengua atropello del mundo, del rey, de Dios. Mas si á Dios no respetais, no sé qué fin pretendeis, porque en la vida que haceis en peligro cierto andais.
Page 148 - ... triunfo del vencedor. Desdenes recibió Tassis donde finezas sembró: rindióle al amor la vida y murió por el amor. Correo fué de Palacio y tanto y tanto corrió, que le detuvo la muerte por su elevada ambicion. Osado como poeta no temió la luz del sol: Icaro quiso volar y cual Icaro murió. Que el conde Villamediana poeta fué, díganlo hoy sus obras; que fué atrevido bien claro lo demostró . Punzante, irónico, injusto, procaz y difamador, entre una honra y un aplauso el aplauso prefirió....
Page 8 - ¿Es ficcion solo del Arte? ¿Es verdad lo que estoy viendo? Quiero medir la distancia y un lienzo plano tropiezo: me aparto y el lienzo busco y solo el espacio veo Mas, dejando digresiones, á nuestra historia tornemos y á la habitacion que vimos' y al cuadro que es nuestro objeto. Una persona á su lado lo mira y admira á un tiempo: otra, en silencio se aparta varios pasos con respeto. Es la primera el monarca que rige el hispano pueblo; rey, cuja débil cabeza no puede sufrir el peso de la maciza...
Page 147 - I. n una estancia lujosa donde el arte desplegó para honrar á quien la ocupa magnificencia y primor; vése un apuesto mancebo sentado en rico sillón. Llámase D. Juan de Tassis y de su padre heredó, con un título de conde, y un cargo de algun valor, varios censos á pagar y deudas en profusion. Conde de Villamediana, poeta, galan, decidor, pronto venció las desgracias y su caudal acreció. Pero, menos favorable que las cartas el amor, vencióle y nunca sus penas con favores mitigó. Ingrato...
Page 154 - Llevóse el cuerpo del conde al portal de su palacio; cercáronle en el momento religiosos y escribanos, y los pocos transeuntes la triste escena mirando, — Dios le perdone, decían, que harto en su vida ha pecado. — Supo Madrid aquel crimen; corrió en lenguas el acaso; se habló mucho en prosa y verso; se hicieron mil comentarios; pero algunos tan opuestos, todos tan estraordinarios, que á no haber muerto el poeta dijérase sin empacho que eran sin duda obra suya muchos de sus epitafios. Quien...
Page 64 - ... varias, hijas tuvo, dos le viven; una en el mundo casada; otra, á padecer nacida, habita en la santa casa borrando con sus virtudes del nacimiento la mancha. Sabe el pueblo que hija y padre tanto en la vida se amaban, que han pronto de despedirse un cuerpo yerto y un alma. Diéronsecita á la reja de las monjas Trinitarias, porque los cielos presidan aquella escena de lágrimas. Sor Marcela está en su puesto; el cadáver mucho tarda: solo turban el silencio los sones de las campanas. De pronto...
Page 4 - Lleva por únicos bienes una mujer que idolatra, dos niñas de su amor prendas, ardor que á luchar le inflama, los consejos de un anciano pintor y sus enseñanzas, noble ambicion en su mente, recomendatorias cartas para Olivares, ministro ante el cual se inclina España, la bendicion de su padre y en su pecho fé cristiana.

Bibliographic information