Estudios literarios de D. Pedro José Pidal, primer marqués de Pidal ...: Vida del trovador Juan Rodríguez del Padrón. D. Alonso de Cartagena. El Centón epistolario. Juan de Valdés y el Diálogo de la lengua. Fr. Pedro Malon de Chaide. ?Tomé de Burguillos y Lope de Vega, son una misma persona? Observaciones sobre la poesía dramatica. Viaje por Galicia en 1836. Recuerdos de un viaje á Toledo en 1842. Descubrimientos en América. Poesías (Google eBook)

Front Cover
Impr. y Fundición de M. Tello, 1890 - Spanish literature
0 Reviews
  

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Common terms and phrases

Popular passages

Page 359 - Mil gracias derramando, pasó por estos sotos con presura, y yéndolos mirando, con sola su figura vestidos los dejó de su hermosura.
Page 359 - ¡Oh bosques y espesuras, plantadas por la mano del amado! ¡Oh prado de verduras, de flores esmaltado, decid si por vosotros ha pasado!
Page 150 - Dios, habemos de ver muy presto todas las cosas curiosas y graves escritas en nuestro vulgar, y la lengua española subida en su perfección, sin que tenga envidia a alguna de las del mundo, y tan extendida cuanto lo están las banderas de España, que llegan del uno al otro polo...
Page 157 - Cércante las esposas Con hermosas guirnaldas coronadas De jazmines y rosas, Y á coros concertadas, Siguen, dulce cordero, tus pisadas. En esa luz inmensa, Hechas unas divinas mariposas, Arden libres de ofensa, Y el fuego más hermosas Vuelve esas almas santas tus esposas.
Page 292 - Vi el artificio espetera; pues en tantos cazos pudo mecer el agua Juanelo, como si fuera en columpios. Flamenco dicen que fue y sorbedor de lo puro: muy mal con el agua estaba, que en tal trabajo la puso.
Page 294 - Mucha discreción fue menester para disimular el contento que recebí cuando llegó a mis oídos el título del libro; y salteándosele al sedero, compré al muchacho todos los papeles y cartapacios por medio real; que si él tuviera discreción y supiera lo que yo los deseaba, bien se pudiera prometer y llevar más de seis reales de la compra.
Page 152 - ... sobre el pecho; una saya de raso estampado con muchos follajes de oro, un jubón de raso con cordoncillo que relumbre de cien pasos; poneos muchas puntas y ojales de perlas y piedras, una cinta que no tenga precio, y una poma de ámbar gris que se huela a cuatro calles. Poneos más anillos que dedos; haceos de dijes una tablilla de platero, que así se componen las damas de nuestro tiempo para salir a oír misa...
Page 149 - Y, por salirme ya de esto, digo que espero en la diligencia y buen cuidado de los celosos de la honra de España, y en su buena industria que, con el favor de Dios...
Page 92 - ... que mide los versos de como y de quando. y ovo noticia filosofando del movedor, y los conmovidos, de fuego de rayos, de son de tronidos, y supo las causas del mundo velando; aquel claro padre, aquel dulce fuente, aquel que en el Gástalo monte resuena es Don Enrique, señor de Villena, honra de España, y del siglo presente...
Page 149 - Tan vil y grosera es nuestra habla que no puede servir sino de materia de burla? Este agravio es de toda la nación y gente de España, pues no hay lenguaje ni le ha habido que al nuestro haya hecho ventaja en abundancia de términos, en dulzura de estilo, y en ser blando, suave , regalado y tierno, y muy acomodado para decir lo que queremos...

Bibliographic information