santa , y de haber dedicado sus primeros años al estudio de las ciencias sagradas, teniendo apenas la edad de catorce, renunció todos los bienes terrenos, y tomó el hábito en el monasterio foniiliano. En él fué modelo para todos, y sus milagros llegaron á hacerse tan ruidosos, que de todos los puntos de ltalta iban á aquella casa á admirar la virtud del siervo de Dios. Cuando le eligieron obispo de su patria , se escondió para no verse obligado á aceptar carga tan pesada; pero el Señor, que le tenia reservado para aquel destino, lo manifestó á sus ovejas, y á su pesar fué consa—

grado. Su episcopado brilló en virtudes, en milagros, y en cosas de grande utilidad para la Iglesia y el estado. hasta que murió Amato el dia 3-1 de agosto del año 1193.

El Reato Buepujunta, Confesor.—Fué uno de los siete fundadores del sagrado órden llamado de Siervos de María, el cual, segun dice el Martirologio romano , estando hablando con sus hermanos de la pasion de Jesucristo, entregó su espíritu al Señor. Su muerte sucedió el dia 31 de agosto del año 1257. Véase la fiesta de los Sieto Siervos de María en el dia 11 de febrero.

SETIEMBRE.

[ocr errors][merged small]

icion , natural de Atenas

de sangre real. Mu

padre se llamó Teodoro, y su madre Pelagia. Desde niño se aplicó al estucho y á todas las obras de virtud , y especialmente á las de misericordia, y socorro de los pobres. Iba un dia á la iglesia : y viéndole un pobre enfermo que estaba en la calle, echado en el suelo, le pidió limosna; y san Gil desnudándose la túnica que llevaba vestida, se la dió al pobre, y luego quedó sano. Murieron sus padres, y él repartió á los pobres su patrimonio, haciendo heredero al Señor de todos sus bienes. Hizo el Señor otros milagros por él. Volviendo un dia de la iglesia, topó un hombre á quien habia mordido una ponzoñosa serpiente; y estando á punto de morir, le sanó con su oracion. Otra vez, estando un endemoniado en la iglesia un dia de domingo, y dando grandes gritos, y estorbando que no hiciesen oracion los que estaban en ella; san Gil mandó al mal espíritu que saliese de aquel cuerpo, y le dejase libre; y él obedeció. Por estos milagros se comenzó á divulgar la santidad de san Gil, y extenderse por toda Grecia su fama: y como él era verdaderamente humilde y deseoso de ser menospreciado , y no honrado de los hombres; por huir el aire popular y vano, se embarcó para ir á otras partes donde no fuese conocido, ni estimado. Levantóse en el mar una tormenta peligrosa : hizo san Gil oracion al Señor, y sosególa; y la gente que iba en el navio, le hizo gracias por ello, reconociendo que Dios los habia librado de aquel peligro por su intercesion. Al cabo de algunos dias el navio llegó á Francia: saltó en tierra san Gil, y fué á la ciudad de Arles, donde era obispo san Cesáreo, varon de grande doctrina y santidad. Estuvo en su compañía dos años con grande contentamiento de los dos; porque todo su trato y conversacion era de Dios, ó con Dios. Aquí sanó un enfermo que habia ya tres años que andaba muy fatigado de calenturas; y temiendo de ser por esto honrado, pasó el rio Ródano, y ha

llando en su ribera á un santo ermitaño, llamado Veredemio, se detuvo con él algunos dias , donde sanó á otro enfermo : y aquella tierra, que de suyo era estéril, con su oracion se tornó fértil y abundante. Por estos milagros comenzó Veredemio á estimar y reverenciar mas á san Gil; y él, que ninguna cosa huía mas que la honra, determinó dejarle y entrarse á la tierra mas adentro, y vivir apartado de los hombres, por estar mas seguro y mas apartado de sus alabanzas. Halló en aquella parte, donde el rio Ródano entra en el mar, un desierto retirado , y en él una grande espesura , con una cueva . y una clara y copiosa fuente de agua. Halló más una cierva, como enviada de la mano del Señor, para que con su leche le sustentase: hizo su morada en este lugar, viviendo con solo Dios. Sucedió que un dia el rey de Francia salió á caza hácia aquella parte, y los perros encontraron con la cierva: la cual se guareció con gran ligereza á la cueva de san Gil, y se echó á sus piés, como pidiéndole ayuda y favor en aquel peligro. Hizo oracion el santo por su huéspeda, y los perros no pudieron pasar adelante; antes dando grandes ladridos, se volvieron atrás para sus amos. Otro dia vino el rey con mas cazadores y mas gente al mismo puesto; y como los perros tampoco no osasen llegar adonde el santo estaba, un ballestero desatinadamente tiró una saeta: la cual por voluntad del Señor, fué á dar en el sauto y malamente le hirió. Rompieron los cazadores el camino por medio de aquella espesura y arboleda hasta la cueva donde estaba san Gil: allí le hallaron vestido de monje, de anciano y venerable aspecto , puesto en oracion , sin moverse, ni turbarse, corriendo sangre de la herida que le habia hecho la saeta, y la cierva rendida á sus piés. Todo esto causó grande admiracion al rey , y á los que con él venian. Fuése luego á él: y conociendo que era varon santo, se echó á sus piés, y le pidió perdon , y dió órden que le curasen luego de aquella herida; aunque el santo lo resistió, deseando que le durase toda la vida , para padecer algun dolor y tener mas que merecer con ella. Comenzó con esta ocasion el rey á visitarle á menudo, y á venerar su santidad y ofrecerlo muchos dones y riquezas , las cuales él no quiso recibir; antes aconsejó al rey que las gastase en edificar en aquel desierto un monasterio para religiosos que continuamente en sus oraciones le encomendasen á él y su reino á Dios. Hlzose el monasterio, y san Gil tomó el cargo de él, con titulo de abad, por pura importunidad del mismo rey. Aquí vivió algunos años, y se ordenó de sacerdote, é hizo una vida de ángel, vestido de carne, aprovechando á todos, y convirtiendo muchos pecadores al servicio y amor del Señor: entre los cuales fué el mismo rey de Francia que salió de un pecado grave que habia cometido , é hizo penitencia por la amonestacion y oracion de san Gil. Habiendo, pues, gobernado su monasterio religiosa y santamente algunos años, llegó el dichoso fin de sus dias, y Dios se lo reveló antes: y aparejándose para la partida de esta vida, dió su espíritu al Señor, y se fué á gozar de él el primero dia de setiembre. El año puntualmente no se sabe, sino que no puede ser el de 700, como algunos escriben , ni menos el de 720, como otros dicen; porque san Cesáreo, obispo de Arles, en cuya compañía vivió san Gil dos años, floreció en tiempo de Simaco,

Íiapa , y de Anastasio, emperador , siendo rey de talia Teodorico, arriano, y de Francia Clodoveo, por los años del Señor de 500. La vida de san Gil escribió Fulberto, obispo carnotense, y de él hacen mencion los Martirologios, romano, el de Beda y Adon, y san Antonino, y Pedro de Natálibus.

LOS SaNTOS DOCE HERMANOS, MÁRTIRES.—El

mismo dia que la Iglesia celebra la fiesta de san Gil, hace conmemoracion de doce hermanos, mártires: los cuales fueron africanos de nacion, naturales de una ciudad llamada en latin AdrumeIuui , que hoy dicen que se llama Sissa; aunque no falta quien la llame Toulb, y otros Macometa. Los nombres de estos valerosos guerreros del Señor fueron , Donato, Félix, Aconcio, Honorato, Fortunato, Sabmiano, Seplimio, Januario, Félix II, Vital, Sátiro y Rep^sito. Eran de noble linaje , y todos bien enseñados en letras humanas y divinas. Fueron presos en Africa, y despues traidos áItalia á la ciudad de Bonevento, en donde acabaron el curso de su glorioso martirio, aunque en diferentes dias, siendo emperador de Roma Valeriano : y antes de darles la muerte, los atormentaron con muchos y atroces tormentos. Escribió en verso heróico su martirio Alsano, arzobispo de Salerno, que está en el sétimo tomo de Surio. Tambien escribió de ellos Anastasio, bibliotecario , como lo dice Pedro Galesino en las anotaciones de su Martirologio; y el romano, y César Raronio en sus anotaciones hacen de ellos mencion. * San Josué. — Fué hijo de Nun , de la tribu de Efrain. Dios lo escogió para gobernar el pueblo de Israel, viviendo aun Moisés, al cual sucedió 1451 años antes de Jesucristo. El divino legislador habia conducido el pueblo de Dios hasta las orillas del Jordan , donde, segun los oráculos, debia terminar su ministerio y su vida , estando reservada á Josué la gloria de introducirlos israeliTomoiii.

tas en la tierra prometida. Hasta allí habia necesitado aquel pueblo de un legislador; ya le era preciso un general y un guerrero; pero un general que tuviese para sus soldados toda la ternura de un padre, y un guerrero que no faltase á las atenciones y á la vigilancia del legislador. Tal era Josué. Al principio de su gobierno, mandó emisarios á Jericó para examinar sus murallas y sus fuerzas de guerra , y luego que estuvo informado de esto, reunió su ejército y pasó con él el Jordan. Entonces fué cuando Dios suspendió el curso de las aguas, y el rio estuvo seco en una extension de dos leguas. Pocos dias despues de este milagro, hizo Josué circuncidar á todos los hijos varones, que habian nacido durante la travesía del desierto: mandó en seguida celebrar la pascua, y fué á poner sitio á Jericó. Conforme á la órden de Dios, dispuso que el ejército diiese seis vueltas á la ciudad en seis dias consecutivos, acompañado de los sacerdotes y pontífices que llevaban el arca santa y tocaban incesantemente la trompeta. Al sétimo dia, y cuando se estaba dando la última vuelta, las murallas cayeron derribadas por sí mismas. En seguida fué tomada y saqueada la ciudad de Haí, y los gabaonitas, que temían igual suerte, hicieron alianza con Josué, valiéndose de una estratagema. Adonisedech, rey de Jerusalen, incomodado por esta alianza, se alió con otros cuatro reyes y marchó contra Gabaon; pero Josué los derrotó á todos juntos. Aquí fué donde tuvo lugar aquel célebre prodigio de pararse el sol en su carrera al mandato del ilustre caudillo. Sumisa la naturaleza á la voz de Josué, prolongó el dia por doce horas mas, ya fueso que el sol suspendiese realmente su curso, ó que la tierra , segun el sistema de su rotacion, quedase inmóvil, ó ya fuese que, por medio de una maravilla mucho mas sencilla, la luz emanada del sol permaneciese todo aquel tiempo sobre el horizonte. De este modo manifestó la divina Providencia á las naciones idólatras, la fuerza de su poder, y cuán absurdo era el culto que ellas seguian. Dios es el que ha establecido el órden constante del universo; y él es el que le suspende cuando quiere, para mostrar á los hombres que los mas grandes prodigios nada le cuestan; que es el árbitro universal de todas las criaturas, y que es absolutamente independiente de las leyes de la naturaleza, que le está sujeta como á su soberano Autor.

2 Prosiguiendo sus victorias, en el espacio do seis años se apoderó Josué de casi todas la ciudades de los cananeos. Las tierras conquistadas distribuyólas entre los vencedores, conforme el Señor se lo habia ordenado; y despues de haber colocado el arca de la alianza en la ciudad de Silos, murió pacíficamente á la edad de ciento diez años-, 172'* antes de Jesucristo, y el veinte y siete de su gobierno en el pueblo de Israel. La Iglesia honra hoy su memoria, y su nombre se halla colocado entre los santos del Martirologio romano. Entre los libros canónicos hay uno que se titula con su nombre, y que se cree fué escrito en hebreo por el mismo Josué.

so

Sangrdeon.—Era hijo de Manasés. Fué el prometió que sería madre quinto jaez de Israel, unos 12V5 años antes de

Jesucristo, y un ángel le anunció que el Señor lo habia escogido para ser el libertador de su pueblo. Gedeon, cuya humildad era extremada, y que por otra parte pensaba que aquel ángel era un hombre, necesitó ver algunos milagros para creer en la autenticidad de semejante mision. Habiendo hecho cocer un cabrito para ofrecerlo, el ángel le dijo que metiese la carne y pan sin levadura en un cesto, y el zumo en un jarro, que lo llevase en seguida todo al pié de una encina, y que derramase aquel zumo sobre la carne despues de haberla cotocado sobre una piedra. El ángel tocó la piedra, y al momento salió de ella un fuego que consumió la carne y el pan. Habiendo despues extendido un vellocino al anochecer, al dia siguiente lo encontró Gedeon todo mojado del rocío, sin que lo estuviese la tierra de su rededor: la mañana siguiente sucedió lo contrario; la tierra se hallaba toda mojada y el vellocino enteramente seco. El nuevo libertador de Israel empezó su mision destruyendo de noche el altar de Baal. Enseguida hizo tocar una trompeta, y vió en muy poco tiempo reunido á su rededor un ejército de treinta y dos mil hombres, el cual redujo por órden de Dios á trecientos, dando á cada uno de ellos por toda armadura un cántaro de barro, con una luz dentro de él, y un cuerno de carnero ó una trompeta. Durante la noche , Gedeon se adelantó hácia el enemigo con sus trecientos hombres que tenian órden de romper á un mismo tiempo sus cántaros y tocar sus trompetas, y espantados los enemigos con aquel ruido y la aparicion repentina de aquellas luces, creyeron que tenian que pelear con un ejército formidable. Desatentados y confundidos, se mataron unos á oíros, y los que escaparon de aquella carnicería fueron á su vez derrotados por los vencedores, que los pasaron á cuchillo, quedando así libre la tierra de aquellos hombres malvados. A fin de que no pudiese haber equivocacion sobre el verdadero autor de la victoria, aquellos guerreros escogidos para libertar al pueblo de Dios, no eran los mas ricos ni los mas distinguidos por sus talentos ni por su experiencia. En todos aquellos acontecimientos que tenian lugar en el pueblo escogido, siempre so ve sola en todo la mano de Dios, empleando los medios mas débiles, mas despreciables en sí mismos, para que se conozca que únicamente es el Señor el que obra. Despues de aquella victoria. los israelitas quisieron dar la corona á Gedeon, y proclamarlo rey, ofreciéndole asimismo la sucesion al trono para su posteridad, pero él les contestó: Nó; ni yo ni mis hijos reinarémos nunca sobre vosotros: solo el Señor será vuestro rey. Continué, pues, gobernando como juez con mucha sabiduría y equidad , y murió de una edad muy avanzada, el año 1239 antes de Jesucristo, dejando setenta hijos de muchas mujeres , además de Abimelech. que habia tenido de una concubina , y que mató á todos los demás.

Santa Ana, Profetisa. — Fué esposa deEIcana. Dios, movido por sus ruegos y oraciones, la

y efectivamente, un año despues parió á Samuel, el año 1155 antes de Jesucristo. Ana señaló su reconocimiento á tan gran beneficio por medio de un cántico de accion degracias, lleno de ideas sublimes y magníficas de la divinidad, de su providencia y de su terrible y admirable justicia. Nada sabemos de su muerte, constáhdonos por los libros santos su santidad y eminentes virtudes. Créese que murió en Jerusalen.

San Lupo ó Lofe , Orispo Y Confesor.—Nació en la diócesis de Orleans, y desde la infancia echó los cimientos de la eminente santidad á que debia llegar despues. Como otro Samuel, fué criado en el santuario y agregado desde muy temprano al clero de su diócesis. Profesaba particular devocion á los santos mártires, y con frecuencia visitaba sus sepulcros. Animado de su mismo espíritu, crucificaba su carne por medio de rigurosos ayunos, largas vigilias, y por la práctica de las mayores humillaciones. Sensible á la miseria de los que la sufrian, llevó la caridad á un punto inconcebible. En el año C09 fué elegido arzobispo de Sens , en Francia , cuyas funciones desempeñó con perfectísima exactitud, mostrando que puede conservarse la humildad entre las mas elevadas dignidades, y hermanar las funciones exteriores de los puestos encumbrados con el recogimiento y la soledad. La tranquilidad pública tuvo en Lupo un zeloso defensor, y á pesar de los grandes bienes que hacia al estado, el rey Clotario, escuchando á los calumniadores, le desterró de su Iglesia , y le hizo conducir por un oficial pagano á la villa de Ausena. Cuando el santo llegó al lugar de su destierro, vió que aquellos pueblos prostituían un incienso sacrilego á los ídolos, y creyó que Dios le habia enviado allí para emprender su conversion. Sus discursos sostenidos por milagros y santos ejemplos, obraron admirables frutos, recibiendo el bautismo de su mano multitud de paganos. Pasado algun tiempo, los habitantes de Sens solicitaron de la corte el regreso de su venerable pastor, y Gotario, que habia ya reconocido su error, llamó al santo, y postrándose á sus piés, le pidió perdon por su injusticia , y le dejó volverá su Iglesia colmado de beneficios. Lupo no quiso vengarse desus enejnigos; al contrario, buscó siempre ocasion para corresponderles con beneficios , y despues de una vida santa, murió en paz el dia 1 de setiembre del año 623.

San Sixto, Orispo Y Mártir. — Fué discípulo del apóstol san Pedro, segun san Gerónimo, que le consagró obispo, y le envió á Rheimsde Francia. Despues de haber propagado el Evangelio en aquellas comarcas, recibió la corona del martirio y el premio de la vida eterna en tiempo del emperador Neron.

Sanamon, Y Cuarenta Vírgenes, MártiRes.— Amon era diácono y con sus exhortaciones y ejemplos habia convertido á la fé de Jesucristo á las vírgenes que despúes alcanzaron con él la palma del martirio. Estas santas eran todas naturales de Adrianópolis, y por haber dado oidos á las palabras del ilustre diácono, fueron con él metidas en 1a cárcel, donde sufrieron horribles soplidos. Despues deesto, fueron llevadas tarabien en compañía de Ainon á la presencia del tirano Licinio. Sus cuerpos estaban ya desfigurados por los tormentos que habian sufrido en la cárcel; pero su valor y su constancia llenó de despecho al tirano, que mandó que en seguida ocho de aquellas santas vírgenes fuesen degolladas con Amon, diez atravesadas con clavos, otras diez quemadas en una hoguera; seis despedazadas, y las demás sofocadas cruelmente, entrándoles un hierro candente por las fauces. Así acabaron todos aquellos santos su glorioso martirio, el año 316, segun Baronio.

San Prisco, Mártir. —Fué uno de los setenta discípulos de Jesucristo, y habiendo venido en compañía del príncipe de los apóstoles áOccidente, fué enviado por el mismo san Pedro á Capua , de cuya ciudad, aseguran algunos, que fué primer obispo, y la cual consagró con su sangre, muriendo mártir en tiempo de Neron.

San Terenciano, Orispo Y Mártir.—Fué discípulo de los apóstoles, y consagrado por ellos obispo de Todi, en la Umbría. Despues de haber convertido muchos infieles á Jesucristo, y sembrado abundantes mieses en el campo de la Iglesia , en tiempo del emperador Adriano y del procónsul Peciano fué preso, atormentado en el potro y con escorpiones, le cortaron la lengua y le degollaron en la misma ciudad , el dia 1 de setiembre del año 138. Los fieles recogieron sus reliquias y les dieron sepultura , y fueron en todos tiempos prenda de muchos milagros.

Los Santos Vicente Y Leto, Mártires.—Son tan varias, tan confusas y contradictorias las noticias que hemos encontrado de estos santos, que no podemos formar con ellas ningun cálculo prudente. Autores respetables dicen que fueron franceses; que Vicente fué obispo, y Leto presbltero; que fueron dos apóstoles de todo el Occidente, y que murieron martirizados, enscuya última circunstancia todos los escritores convienen. Otros aseguran que nacieron en la ciudad de Toledo; que no tuvieron nunca ninguna órden sagrada , y que sufrieron martirio en su misma patria en el siglo III ó IV. Lo cierto es que el antigue breviario mozárabe tiene rezo propio de estos santos, sin que tampoco se aclare en él muy decididamente que son españoles.

San Prisco , Orispo , Y sus Compañeros Los Santos Castrense, Támaro , Rosio , Eraclio, Secundino , Adjutorio, Marcos, Augusto, ElPidio, Canion, Y Vindonio, Confesores.—Todos estos santos pertenecian al número de aquellos santos sacerdotes que en la persecucion de los vándalos, por defender la fé católica fueron bárbaramente atormentados, y despues, metidos en un barco viejo, fueron echados del Africa, y arribaron milagrosamente á las riberas de la Campaña de Italia. Esparciéndose luego por todo aquel país, Prisco fué consagrado obispo de Capua, y otros de ellos fueron tambien elegidos para gobernar varias Iglesias, de modo que fueron los propagadores de la religion cristiana durante el siglo V. .

San Régulo, Okispo Y Mártir.—Fué obispo de Africa y defendió con tanto zelo la fé católica contra los arríanos, que lo echaron violentamente de su diócesis. Fuése, pues, á Italia con dos compañeros, y llegando á Populonio, en la Toscana, llamado hoy Parto Baratío, fué preso por órden del rey de los godos Totila , y sacrificado por no quererse prestar á las sacrilegas exigencias do los bárbaros. Su muerte la colocan los bolandistas en el año 5i2.

Santa Ana, Profetisa. — Fué de la tribu de Aser, é hija de Fanuel. Como estaba dedicada al servicio del templo, hallóse en él cuando fué presentado el niño Jesus, y fué á purificarse aquella Madre sin mancilla. Cediendo entonces Ana á los vivos trasportes de su alegría, y á la admiracion que le causaba la humildad del Hijo y de la Madre , anunció al mundo juntamente con el anciano Simeon las maravillas del Mesías. El evangelista san Lucas en su cap. 2, ver. 36 y siguientes , habla de esta santa con particular elogio , y dice entre otras cosas que era viuda, que no se apartaba nunca del templo , que con sus ayunos y oraciones le servia de noche y de dia , y que al llegar la hora de ver al Salvador , prorunipió en alabanzas al Señor . hablando de él á todos los que esperaban la salud y la redencion de Israel.

San Victorio , Orispo Y Confesor. — Floreció en el siglo V, y gobernó la Iglesia de Mans, por espacio de cuarenta años, siendo atestiguada su santidad por muchos milagros obrados antes y despues de su muerte. Entre otros, se cuenta que con la señal de la cruz apagó un incendio que causaba grandes estragos en la ciudad de Mans, y que amenazaba destruirla. Ignoramos el año en que murió, aunque algunos creen que fué el 490.

San Constancio, Orispo Y Confesor. —Gobernó la Iglesia de Áquino , ciudad de Italia, con prudencia y santidad, fué insigne en milagros, particularmente en el don de profecía, dejó varios monumentos de su piedad en las iglesias y hospicios 3ue hizo construir, y despues de haber sido el pare de los pobres, el promovedor de la pureza en la disciplina eclesiástica, y el modelo de todas las virtudes, murió santamente el dia 1 de setiembre del año 573. San Gregorio habla de él, proponiéndole por modelo á todos los pastores cristianos.

Santa Verena, Vírgen.—Nació en Tebas, donde fué bautizada por un venerable obispo que poco despues fué coronado con la corona del martirio. Para escapar de los estragos de la persecucion, huyó esta santa con otros cristianos al Egipto; pero encontrando tambien aquí ardiente el odio contra los cristianos, se marchó con sus compañeros á Italia. Llegada á Milan, y deseando ofrecerse en hostia viva á su celestial esposo, em

Cezó á visitar las casas y cárceles donde so hallaan detenidos los fiela«i, en cuyas ocupaciones pasó algunos años, hasta que sabiendo que habia sido sacrificada al furor pagano toda la legion tebana en la cual tenia parientes y amigos, encendiéndose en santo zelo, se fué á Constanza , en la Helvecia , y se retiró á un lugar solitario, haciendo continua oracion y penitencia, á fin de prepararse para el martirio. Pero el Señor la tenia reservado otro destino. Al cabo de un año de estar en aquel sitio, la fama de su eminente santidad se habia ya divulgado por todas partes, y la mansion de la santa era continuamente visitada por una infinidad de personas que iban á oir sus discursos, y se volvían convertidos á la fé. El gobernador de aquel país, que era pagano, la metió un dia en la cárcel, en la cual la visitó de noche el mártir san Mauricio, consolándola y anunciándole su libertad. Efectivamente, al dia siguiente le acometió al gobernador una enfermedad mortal, de que sanó al momento por intercesion de la santa, y la dejó en libertad. Volvióse, pues, á su retiro, donde vivió por muchos años en compañía de otras santas vírgenes, que la teman por maestra y superiora, hasta que el Señor la llamó á gozar de las eternas recompensas el dia 1 de setiembre del año 300, poco mas ó menos. Un antigue Martirologio dice que poco antes de morir se Te apareció la Reina de los cielos, acompañada de uncorode vírgenes, que la acompañaron en su dichoso tránsito.

SanFirmino,Orispo Y Confesor.—Fué tercer obispo de Amiens. Floreció á mediados del siglo IV, y gobernó con gran zelo y santidad su Iglesia por espacio de cuarenta años.

Día «.

* San Estévan , Rey De Hungría , ConfeSor. —Véase el dia 20 de agosto, donde se insertó su vida, si bien la Iglesia hace conmemoracion de él en este dia.

San Justo, Orispo Y Confesor.— Ignoramos el año y el lugar del nacimiento de este santo: sus virtudes le dieron tal celebridad siendo diácono de la Iglesia de Viena , en Francia, que por los años 350 fué elegido y consagrado obispo de Lyon. Su conducta en tan elevado puesto acreditó que Justo solo tumia á Dios y nada esperaba mas que de él. Superiorá toda consideracion humana, no veia mas que las necesidades de los que le estaban encomendados. Distinguíase por una paciencia á toda prueba, y por una zefosa libertad contra los abusos de todo género. Asistió con otros dos obispos de las Galias al concilio de Aquileya, en 381, bajo el imperio de Graciano, congregado para tratar los asuntos de los arrianos. San Ambrosio que era el alma de esta asamblea tenia en tanta estima al arzobispo de Lyon, que despues le escribió dos célebres cartas relativas á varios puntos de la santa Escritura. Poco tiempo despues del concilio de Aquileya, Justo disgustado del mundo y suspirando por el retiro y la penitencia, dejó secretamente sus ovejas, se dirigió á Marsella, y en compañía de un lector de su Iglesia , llamado Viador, se embarcó para Alejandría, y se retiró á un monasterio del Egipto, sin darse á conocer. Pasados algunos años fué descubierto en la soledad por uno de sus diocesanos: toda la comunidad quedó sorprendida del suceso, y la Iglesia de Lyon así que lo supo, comisionó á un sacerdote, llamado Autíoco, para rogar al santo volviese á la

direccion de su rebaño, á lo cual no quiso nunca consentir. Por los años 390 murió el venerable obispo en los brazo; de Antíoco que no habia querido dejarlo. Su cuerpo fué despues trasladado á Lyon, y su nombre, ¡lustre en muchos milagros, fué colocado en el número de los santos.

San Antolin ó Antonino, Mártir.—Este santo descendiente, segun algunos, de los reyes visigodos, y segun otros, de la Galia Narbonense, fué convertido ala fé y bautizado en su infancia, y promovido despues al sacerdocio. Los que le suponen nacido en las Galias, dicen que fué agregado á la Iglesia de Tolosa, ó á la de Narbona, ó á la de Arles, de donde pasó á la ciudad de Pamiers en el Languedoc, habitada en gran parte por idólatras, á predicar el Evangelio; y que allí despues de padecer muchos trabajos en el ejercicio del ministerio apostólico, alcanzó la palma del martirio. Algunos, segun Villanueva, confunden á este santo con otro del mismo nombre que se cree fué compañero de san Dionisio, obispo de París , y enviado por él á Arles. Otros suponen que floreció y murió en la ciudad de Apamea, en Siria, donde en el siglo V habia ya un templo dedicado á san Antonino, mártir. El Martirologio romano dice que las reliquias de este santo se conservan con gran veneracion en la Iglesía de Palencia, en España, y el autor citado cuenta de este modo el origen del culto de este santo en la sobredicha diócesis. Se cree, dice, que motivó á él un milagro obrado allí con el rey don Sancho el Mayor, el cual refiere el arzobispo don Rodrigo de esta manera: «El rey don Sancho de Castilla y de Navarra, despues que vió ensanchada su tierra, puso paz y sosiego entre sus hijos, y movió guerra contra el rey don Bermudo de Leon. Y ganó muchos lugares del reino de Leon. Y acaeció que un dia este rey don Sancho, andando á caza por tomar placer, halló un jabalí y comenzó á ir en pos de él, y el puerco se metió en un lugar yermo , que fué despoblado en tiempo de los moros, y aun entonces lo estaba, que es donde está ahora Palencia. Y el puerco enderezó por una cueva adelante , y el rey bajódel caballo,yentró Iras él, y halló aquella cueva , que era como iglesia, y dentro de ella habia un altar, y en él una inscripcion , que decia así: Este aliar es de san Antolin, mártir. El jabalí se metió cerca del altar, y el rey disparó un venablo para herir al jabalí, y hirió Dios al rey. El jabalí escapó, y al rey se le secó el brazo., y cuando se sintió tan mal parado volvió á hacer oracion y á rogar con gran fervor á san Antolin , y luego fué curado , y salió de allí luego, y mandó que hiciesen allí la ciudad como antes. y le puso por nombre Palencia, y mandó hacer la iglesia catedral sobre aquella cueva, y le puso por nombre San Antolin, y al papa pidió tuviese por bien que fuese obispado y que le diese obispo. Y dió á la Iglesia la ciudad libre y cumplidamente con todos sus términos para siempre, v así la tiene hoy dia.» Hasta aquí el arzobispo Rodrigo. Tambien contribuvó al culto de este santo en España, añade Villanueva, la fundacion de un monasterio de San Benito que á la ribera del Ezla, en el lugar de

« PreviousContinue »