Baile y cochino ... v. 3. ed

Front Cover
Tipo-lit. de Espasa y compania, 1889
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page 3 - En este caso los amigos son los que se consideran obsequiados y favorecidos, y después de concurrir al baile, en virtud del convite, están obligados a hacer una visita al anfitrión para demostrarle su reconocimiento, y luego para hacer entender que corresponden a la intención social del convite de estrechar y frecuentar las amistades. En este sentido también se toma dar una comida, dar un té, dar un concierto, etc. Ahora bien; hacer baile es reunir música, refrescos, luces y gentes para bailar,...
Page 187 - Bartolita y su marido hacían su toilette. La cocina estaba atestada de criados, que se veían los unos y los otros por la primera vez. — Yo no sé si nos debemos ir — decía una fregatriz, envuelta la cabeza en un rebozo remendado — ; onde que ha fregado una todo el día, que todos mis trapos los tengo empapados.
Page 89 - La señora, que tuvo en sus tiempos muy buenos ojos y cierto "chisgo" nacional, un tanto provocativo, tropezó el día menos pensado con uno de esos Tenorios despreocupados, para quienes cada etapa de su vida está marcada con una aventura amorosa. Una corta residencia en Orizaba, una tamalada y un aguacero trajeron al mundo a Enriqueta, a la hija de aquella señora, para quien su propia desgracia se había convertido desde entonces en su modus vivendi.
Page 88 - ... conocidos los antecedentes, no nos queda más para realzar las cualidades de algunos de nuestros personajes, que repetir lo que todo el mundo dice, a saber: Las Machucas bailan muy bien la danza habanera. CAPITULO V QUE TRATA DE LO QUE HIZO CON SU VIRTUD UNA SEÑORA INVITADA AL BAILE DE SALDAÑA ACABABA de cambiar de casa por aquellos días una familia, que según todas las apariencias había sufrido un descalabro en su fortuna. Era una señora bajita de cuerpo, oscurita de color, de manos largas...
Page ix - Usted estaba en otras condiciones: la primera era haber tocado en las playas mundanales, unos doce años después que yo, lo que importaba adelanto humano en todas materias: segunda, porque la vida de su distinguido Padre le amparó hasta formar su educación, y porque sus bienes de fortuna y sus numerosas relaciones le hicieron actor en las costumbres que con tanta maestría sabe pintar.
Page 141 - Qué vas a comprender ! ¡ La media, mujer, la media ! . . . Quiere decir, una desnudez, un acercamiento, un ... una provocación . . . porque la media pertenece . . . pertenece a lo que no se enseña a nadie. . . en fin, a la ropa interior. ¿Me comprendes ahora? — ¿ Sabes que tienes razón ? No había reflexionado. — Un pie así — continuó Venturita — , con zapato bajo de seda, que apenas aprisiona la punta del pie, cuya epidermis casi se adivina, o mejor dicho, se ve, se puede ver, a...
Page vi - ... embellecidos por el arte; en la clase media impera la anarquía y se verifican transformaciones constantes; y la clase alta se compone de agregaciones variables, muy difíciles de caracterizar. Por esto en el Periquillo, obra maestra, luminar fidelísimo y acabado y modelo de la novela de costumbres mexicanas, se creó una especie de viajero, turista, como hoy se dice, que vagaba del tugurio a la cárcel, de la cárcel al bailecito de la clase media v de éste a los enjambres de léperos, soldados...

Bibliographic information