Cansons de la terra, cants populars catalans, collectionats per F. Pelay Briz y C. Candi

Front Cover
Francesch Pelay y Briz
1866
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 32 - De morir habéis, condesa, en antes que venga el día. — ¡Bien parece, el conde Alarcos, yo ser sola en esta vida : porque tengo el padre viejo, mi madre ya es fallecida, y mataron á mi hermano, el buen conde don García, que el rey lo mandó matar por miedo que del tenía!
Page 30 - Allí fueron bien servidos, como á rey pertenecía. Después que hubieron comido, toda la gente salida, quedóse el rey con el conde en la tabla do comía.
Page 28 - Vino el rey, siendo llamado, que no tardó su venida: vídola estar apartada, sola está sin compañía; su lindo gesto mostraba ser...
Page 31 - Vido la condesa al conde la tristeza que tenía, viole los ojos llorosos, que hinchados los tenía de llorar por el camino mirando el bien que perdía. Dijo la condesa al conde: — ¡Bien vengáis, bien de mi vida! ¿Qué habéis, el conde Alarcos? ¿Por qué lloráis, vida mía, que venís tan demudado que cierto no os conocía?
Page 29 - Escuchada su demanda, el buen Rey le respondía: — "Esa culpa, la Infanta, vuestra era, que no mía, "que ya fuérades casada con el príncipe de Hungría.
Page 81 - Blanca sois, señora mía, más que el rayo del sol: ¿si la dormiré esta noche desarmado y sin pavor? Que siete años había, siete, que no me desarmo, no. Más negras tengo mis carnes que un tiznado carbón. — Dormilda, señor, dormilda, desarmado sin temor, que el conde es ido a la caza a los montes de León.
Page 33 - Cuando ya la vido el conde traspasada y fallecida, desnudóle los vestidos y las ropas que...
Page 82 - Esa palabra, la niña, no era sino traición : "¿cuyo es aquel caballo que allá bajo relinchó?" — "Señor, era de mi padre, y envióslo para vos." — "¿Cuyas son aquellas armas que están en el corredor?
Page 33 - Hallan la condesa muerta, los que a socorrer venían. Así murió la condesa, sin razón y sin justicia; mas también todos murieron dentro de los treinta días.
Page 30 - ... mas por mí pueden decir quien bien ama tarde olvida. Estas palabras diciendo vido al buen rey que venía, y hablando con el rey de entre todos se salía.

Bibliographic information