Cara. Las chicas fantasma son verdes

Front Cover
Penguin Random House Grupo Editorial España, Feb 20, 2013 - Juvenile Fiction - 232 pages
0 Reviews

Jonathan se acaba de mudar de casa. Al principio la idea no le hace mucha gracia, pero es que no se imagina la sorpresa que le espera allí# ¡En los sótanos de su nuevo edificio vive un fantasma! Al principio Cara (la chica fantasma) le asusta un poco, luego le parece un incordio, pero cuando se hacen amigos# ¡resulta ser la mejor amiga del mundo! Es divertida, tiene unos poderes geniales y se lo hace pasar fatal a las vecinas entrometidas. Pero algo terrible sucede y Cara correrá grave peligro, así que Jonathan tendrá que dar lo mejor de sí mismo para salvar a su amiga y poder seguir viviendo asombrosas aventuras junto a ella. ¡CON PEGATINAS FLUORESCENTES!

 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Section 1
Section 2
Section 3
Section 4
Section 5
Section 6
Section 7
Section 8
Section 9
Section 10
Copyright

Other editions - View all

Common terms and phrases

About the author (2013)

Originario de un mundo más allá del nuestro, Dirk Lloyd vive en la pequeña localidad de Whiteshields, en Inglaterra, donde pasa la mayor parte de su tiempo intentando salir del instituto y regresar a su hogar, la Tenebrosa Torre de Hierro, en las Tierras Oscuras.

Hace ya más de un milenio que es un Señor Oscuro. Entre sus reconocidos logros se incluyen la construcción de la Tenebrosa Torre de Hierro, la creación de inmensos ejércitos de orcos y trasgos, la declaración y ejecución de grandes guerras, la destrucción de numerosas ciudades, la formulación de poderosos conjuros y encantamientos, y su excelencia en las clases de Lengua, Ciencias y Matemáticas en el instituto.

Ahora es escritor. Los críticos que expresen comentarios adversos a su trabajo podrían terminar uniéndose a aquellos otros que no se han mostrado enteramente efusivos en sus elogios. Uniéndose en la muerte, por supuesto. Bueno, está bien, a lo mejor no los despachamos, pero sí los someteremos a un largo periodo de tortura en las Mazmorras del Destino. Oh, está bien, a lo mejor no los torturamos de verdad. ¡Por los Nueve Infiernos!, ni siquiera los vamos a encarcelar en las Mazmorras del Destino, ¿de acuerdo? Aunque sí van a tener problemas. ¡Oh, sí, definitivamente! Podría lanzarles un maleficio o podrían caer víctimas del hechizo de Alopecia Súbita o el conjuro de Flatulencia Incontrolable. Posiblemente.

Bibliographic information