Catorce veces ocho mil: Una historia de superación personal para vencer el más grande de los desafíos

Front Cover
Grupo Planeta Spain, Mar 15, 2011 - Self-Help

Edurne Pasaban es la primera mujer del mundo que ha conseguido coronar los catorce ocho miles del planeta y relata en este libro cómo ha influido en ella, como ser humano, el vivir y trabajar siempre al límite de sus posibilidades. Narra también su experiencia de ser la primera mujer en el mundo en conseguirlo.

Pero se trata, ante todo, de una historia de amor, una historia de amor con la montaña, y que como en todas las historias de amor hay pasión, alegría, felicidad... pero también sufrimiento, pérdidas personales, decepciones y renuncias. Es, en definitiva, un libro muy personal, humano, donde cuenta su experiencia, su vida en la montaña, sus anécdotas y su análisis personal de todo lo que esta brutal aventura le ha comportado, una historia de la que se pueden extraer unos valores que a la postre son perfectamente aplicables a cualquier actividad en la vida: esfuerzo, sacrificio, preparación, entrenamiento y concentración.

 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Section 1
Section 2
Section 3
Section 4
Section 5
Section 6
Section 7
Section 8
Section 9
Section 10
Section 11
Section 12

Common terms and phrases

About the author (2011)

Edurne Pasaban (Tolosa, Guipúzcoa, 1973) es ingeniera técnica industrial y MBA por ESADE. Su talento natural para moverse en la montaña, el interés compartido con sus compañeros y su ilusión cada vez mayor la llevaron a buscar picos más allá del País Vasco y los Pirineos. Cuando tenía quince años, su primo Asier (futuro compañero de cumbre en varios ochomiles) le enseñó a escalar en roca. Un año después ascendía el Montblanc. Luego escaló los Andes para, finalmente, enfrentarse a su primer reto en el Himalaya: el Dhaulagiri,que intentó (sin cumbre) en 1998. El punto deinfl exión llegó en 2001, cuando fue propuestacomo miembro de una expedición al Everest. En aquel momento, Edurne, a sus veintiocho años, era aún una perfecta desconocida en el mundo del alpinismo. Al año siguiente, Pasaban volvió a hacer cumbre en el durísimo Makalu. 2003 fue otro año de inflexión, ya que enlazó las cimas de tres ochomiles, el Lhotse y los dos Gasherbrums, un logro reservado a muy pocos alpinistas de élite. Desde ese momento, el mundo de la montaña —extraordinariamente masculino—miró a Edurne Pasaban con otros ojos: no sólo era la española con más ochomiles coronados, sino una firme candidata a ser la primera mujer en completar las catorce cimas más altas del planeta, hecho que culminó en mayo de 2010.

Bibliographic information