Composiciones literarias: leidas la noche del 15 de Noviembre de 1877 en el Apoteosis que al Sr. Dr. Don Leopoldo Rio de la Loza hizo la Asociacion de Sociedades Cientificas de Mexico

Front Cover
I. Escalante, 1878 - Pharmacists - 43 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page 45 - No basta, patria mía, que en pavorosa lucha truene el cañón de la discordia impía, que aun en los aires resonar se escucha? ¿No basta que sangriento Marte descubra la altanera frente, del Norte al Sur, del Este al Occidente, y fatigado el viento del .funeral lamento el eco gemebundo lleve en sus alas por el ancho mundo? No basta... ¡no!... La guerra huye y el arma fratricida oculta, é insaciable á sus víctimas la tierra en sus entrañas lóbregas sepulta...
Page 32 - La llenó en su laboratorio particular; la llenó en la clase de la Escuela de Medicina que se instituyó por él; la llenó en la Escuela de Agricultura, cuya cátedra de Química Aplicada estuvo a su cargo. La llenó cumplidamente en la Escuela Preparatoria, que tuvo la feliz honra de tenerlo como profesor desde 1868 hasta 1872, en que las exigencias de una penosa enfermedad le impidieron satisfacer los impulsos de su voluntad de hierro.
Page 47 - Ora venimos á rasgar el velo Que ayer cubrió tu frente victoriosa: Ayer cruzando la encumbrada ruta, Que de ciprés marchito Y funeral crespón la patria enluta... Florezca el lauro que tu sien corona, Emprende altiva el prodigioso vuelo, Y el eslabón que al mundo te aprisiona, Caiga en pedazos destrozado al suelo. Caiga... y tus alas remontando al cielo, Coronada de luz, el claro nombre Del varón inmortal, Minerva aclama; ¡Tu voz el hielo de los tiempos rompa! ¡Y eternice la fama El eco augusto...
Page 47 - Breves horas no más... De noche augusta El carro rueda en la tiniebla fría... Pronto la densa obscuridad sombría Se rompe, se deshace, se colora... Plácida luz los horizontes dora... Se enciende en refulgente llamarada La atmósfera apagada, Asoma en el oriente Del astro-rey la majestuosa frente; Tiembla al vivo fulgor la Parca herida, Y huye del templo de la eterna vida; Girando se revuelve, Deja al pasar su cinérea huella, Y en ese bronce helado ¡Sus negras alas para siempre estrella!
Page 45 - Más devorar áun quiere ! Hambrienta gira su tenaz mirada La adusta Parca airada , Y asesta el golpe, y hiere... ¡ Y en el hogar tranquilo . De su feroz guadaña el corvo filo Brilla implacable con tremendo encono... Allí donde Minerva alzó su trono! ¡ Allí donde al estudio doblegado Vimos el hombre al hombre consagrado ! ¡ En donde su carrera , Perdida para el bien , pasó ligera , Tal como suele , en el verano ardiente , De la...
Page 33 - ... como para reducir en lo posible las dimensiones materiales de su elevada estatura y concentrar en su cerebro toda su actividad vital; con una voz apacible, pero clara y sonora; con una palabra elocuente y siempre precisa, aunque con cierta cadencia acompasada...
Page 33 - Pero la cátedra fué, sobre todo, su principal teatro: allí, en su asiento, con el rostro enjuto y marchito, más por los padecimientos que por la edad, con su mirada inteligente y penetrante, que contrastaba con la escualidez de su rostro, con aquellos ojos por los cuales parecía asomarse su alma vigorosa y activa, á lanzar un mentís excepcional al profundo aforismo de los antiguos: mens...
Page 29 - El fué el primero que comenzó á quitar á ese estudio el carácter misterioso y, por decirlo así, el tinte alquimista de que habían quedado impregnadas todas sus operaciones y todos sus resultados; él fué el primero que presentó los últimos como consecuencia de leyes invariables, y las primeras como condiciones lógicas de esas mismas leyes. Durante ocho años, en su laboratorio privado, y haciendo casi siempre él mismo los gastos necesarios para sus demostraciones, se dedicó á difundir,...
Page 31 - Río de la Loza fué el inmediato precursor de la Escuela Preparatoria, que ha tomado esa verdad como uno de sus más importantes lemas. Como propagador y vulgarizador nuestro, Leopoldo no tiene entre nosotros rival, y esto le da, en las circunstancias en que le tocó vivir, un valor más aquilatado y más precioso que si hubiese hecho dar un paso importante á la ciencia.
Page 21 - ... niño, fueran más tarde útiles y enseres que además del beneficio que en sus estudios le prestaban tenían el sello de ser un recuerdo de su infancia. No solamente heredó del sabio Don Leopoldo retortas y matraces; la inteligencia del biografiado se había acostumbrado á buscar la aplicabilidad de cada conocimiento, y á contraprobar instintivamente en el crisol de la experiencia el valor de las consecuencias deducidas. El año 1869 ingresó como alumno externo á la Escuela Nacional Preparatoria,...

Bibliographic information