Dioniso

Front Cover
Siruela, 1997 - Religion - 185 pages
2 Reviews
Más de medio siglo después, la obra de Walter F. Otto sigue siendo referencia obligada para todo estudioso de la mitología griega, aunque las tesis que defienda se aparten significativamente de los enfoques habituales. Su profundo y preciso conocimiento de las fuentes y la cultura griegas son admirables, pero esto no le impide atacar despiadadamente las diferentes hipótesis racionalistas en su intento de adecuar artificialmente a la mentalidad moderna lo que para él representa la verdadera esencia religiosa del espíritu griego, que, como argumenta en esta obra clásica, sólo puede conocerse entendiendo el sentido primigenio del antiguo culto ceremonial y del mito. Con un estilo inimitable, enteramente entregado «a la sagrada pasión de convertirse en expresión y respuesta» de los dioses, Otto nos muestra toda la multiplicidad paradójica de Dioniso, dios de la embriaguez divina, aliado de los muertos y maestro de los ritos de iniciación, que, como ningún otro dios, manifiesta la naturaleza en toda su complejidad sagrada, ambigua pero plena de sentido en todos sus procesos de transmutación.
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Prefacio
9
MITO Y CULTO
13
DIONISO
43
La patria del culto dionisíaco
44
El hijo de Zeus y Sémele
53
Los mitos de su epifanía
59
El dios que viene
63
El símbolo de la máscara
67
La vid
107
La manifestación de Dioniso en la naturaleza vegetativa
113
Dioniso y el elemento húmedo
118
Dioniso y las mujeres
126
Ariadna
133
El destino de Dioniso
138
Dioniso y Apolo
147
Observación final sobre la tragedia
151

Algarabía y silencio
71
El mundo encantado
73
La locura sombría
78
Teorías modernas
90
El dios demente
99
Abreviaturas
153
Notas
157
Indice analítico
177
Copyright

Common terms and phrases

References to this book

All Book Search results »

About the author (1997)

Walter F. Otto (Hechingen 1874-Tübingen 1958) comenzó estudiando teología evangélica, pero terminó dedicándose a la filología clásica. En Múnich entró en contacto con la etnología, antropología y ciencias de las religiones. Desde 1914 fue profesor de filología latina en Frankfurt, donde creó a su alrededor una «escuela de Frankfurt» a la que pertenecieron K. Kerényi, F. Altheim o C. Koch. En la década 1923-1933 aparece su obra teológica-religiosa fundamental.

Bibliographic information