El conde-duque de Olivares y el rey Felipe iv

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 4 - ... fue inspiración divina la que movió a su Majestad a poner en efecto tan gallarda resolución, no porque todos fuésemos culpados, que algunos había cristianos firmes y verdaderos; pero eran tan pocos, que no se podían oponer a los que no lo eran, y no era bien criar la sierpe en el seno, teniendo los enemigos dentro de casa.
Page 122 - Don Enrique de Salinas y Don Francisco de Robles, Alcaldes de Corte, y, con gran silencio y secreto, sin que nadie de la casa pudiese presumirlo, se apoderaron de él.
Page 5 - ... amigas; con la misma facilidad las matamos y las enterramos por las montañas y desiertos como si fueran animales nocivos: no hay pariente que las vengue, ni padres que nos pidan su muerte. Con este temor y miedo ellas procuran ser castas, y nosotros, como ya he dicho, vivimos seguros. Pocas cosas tenemos que no sean comunes...
Page 12 - Juan de Mena, como oyó la nueva trova pulida, contentamiento mostró, caso que se sonrió como de cosa sabida, y dijo: "Según la prueba, once sílabas por pie no hallo causa por qué se tenga por cosa nueva pues yo también las usé".
Page 5 - ... desiertos como si fueran animales nocivos: no hay pariente que las vengue, ni padres que nos pidan su muerte. Con este temor y miedo ellas procuran ser castas, y nosotros, como ya he dicho, vivimos seguros. Pocas cosas tenemos que no sean comunes a todos, excepto la mujer o la amiga, que queremos que cada una sea del que le cupo en suerte.
Page 53 - No he menester ventura por amaros; Amo de vos lo que de vos entiendo, No lo que espero, porque nada espero. Llévame el conoceros a adoraros; Servir mas por servir sólo pretendo, De vos no quiero más que lo que os quiero.
Page 126 - Unos se atrevían á la hacienda, disipándola ; otros á la vida, haciendo contra ella; y muchos fulminaban atrozmente contra la honra del que los sustentaba y servía. Toda la fatigada Cataluña representaba un lamentable teatro de miserias y escándalos, tan execrables á la consideración de los cristianos como á la de los políticos.
Page 16 - Y con más razón me parece ahora que se me puede permitir que diga que es de tan buen parecer mi tragicomedia que puede salir en público a ver no los teatros y coliseos, en los cuales no he querido ni quiero que parezca, mas los palacios y salas de los príncipes y grandes señores, y sus regocijos públicos y de sus ciudades y reinos; y asimismo con menos ruido visitar en sus casas a los aficionados a buenas letras.
Page 80 - Nos muestran que jamas ha sido ingrato A la amistad y al trato, Si no le mira mal alguna estrella, Puso los ojos Feliciana bella En un ilustre mozo Que apenas el...
Page 5 - ... nosotros somos los jueces y los verdugos de nuestras esposas o amigas; con la misma facilidad las matamos y las enterramos por las montañas y desiertos como si fueran animales nocivos; no hay pariente que las vengue ni padres que nos pidan su muerte.

Bibliographic information