El donado hablador: vida y aventuras de Alonso, mozo de mucho amos

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 29 - Que se case un don Pelote con una dama sin dote, bien puede ser; mas que no dé algunos días por un pan las damerías, no puede ser.
Page 7 - La costumbre del concejo se ha de guardar, y la procesión ha de ir por donde ha ido otros años » ; pero mi tío, enojado con la respuesta impertinente, con no menor enojo les dio por respuesta : « A la mala costumbre quebrarla la pierna : por el hábito de San Pedro, que se han de ir ellos solos, porque yo a mi casa me vuelvo ». Querellaron dél ; costole su dinero ; pero otro año procuró el pueblo remediar aquellas pesadumbres.
Page 37 - Llegábase la hora de comer ó cenar, y no había pan en casa, y para acallarlos, abría un arca y sacaba de ella un gran libro donde tenía escrita toda su descendencia, desde sus tatarabuelos, así por línea recta como transversal, refiriendo más parentela que tuvo nuestro primer padre. Y habiéndoles quebrado la cabeza con su genealogía, decíales : Gracias á Dios, hijos míos, que tenéis buen padre, y que sois hidalgos; ninguno os podrá decir que es mejor que vosotros.
Page 25 - ... y reseca; tenía el rostro como el de María de Peñaranda la barbuda, y tanto, que se pudiera alzar los bigotes y dormir con bigoteras; carilarga, la nariz apia, quintada y vuelta al lado derecho; los ojos, uno mayor y más crecido que el otro, no iguales en el asiento, cuyas niñas, aunque no menores de edad, miraban a dos parroquias; cejijunta, cabello negro, tosco y grueso; frente corta y estrecha; boquihundida y de oreja a oreja; dientes anchos y apartados unos de otros al modo de almenas,...
Page 3 - A solas estamos en este desierto y sin testigos que nos escuchen ; defiéndennos del universal padre de los vivientes y de sus rigurosos y ardientes rayos estos copados y frondosos árboles, que para tener mayor descanso y gusto nuestro y regalo desta siesta, proveyó la Naturaleza los arroyuelos que vienen despeñándose destos encumbrados y soberbios montes que nos cercan.
Page 2 - ... los riesgos y peligros que se pone el que escribe en estos tiempos, donde está en su punto el bien decir, la elegancia, el lenguaje y modo de hablar por .términos tan levantados y subidos, que los que los escuchan y leen, en lugar de animarse y cobrar esfuerzo para imitarlos, encogen los hombros y arquean las cejas, maravillados de la agudeza de los ingenios y de la fertilidad de los entendimientos que produce nuestra florida España.
Page 162 - ... la luna, fuerza es que sea blanca, pues la hermosura de la luna en ser blanca y clara consiste, como la del sol en ser claro y resplandeciente, que por eso suele decirse que en dos meses del año suele estar la luna más hermosa, en el de enero y en el agosto, porque en el uno con la frialdad del invierno no se exhalan vapores de la tierra, y en el otro con el calor del tiempo se consumen.
Page 152 - ... ser por algunos dias vecinos del alcaide de la cárcel, por si acaso lo supimos, entendimos, ó no dimos aviso de lo que pasaba. ¿Quién la mete á ella en saber si está de Dios este casamiento, y mas guiado de su mano? ¿Qué frailes se han puesto en oracion? ¿qué misas se han dicho? ¿qué informaciones se han hecho de una parte y otra? callan su padre y sus deudos de nuestra ama : no se acuerdan de que mude estado esta señora; y ella, procuradora de los embargos, impertinente , con cuidados...
Page 41 - ... insignes obras, maravillosos edificios, •como Segovia su puente, Roma sus agujas, Egipto sus pirámides, y Rodas en un tiempo su coloso, así, por estar hecho con tanto primor aquel potro, tiene fama por todo el mundo, dejando aparte que por ser tierra tan fértil y...

Bibliographic information