El juicio de la historia. Escritos 1920-1939

Front Cover
Siglo XXI de España Editores, S.A., 2009 - Fiction - 315 pages
0 Reviews
Primera recopilación de escritos de Joseph Roth publicada en España que cubre la trayectoria de su madurez, desde Weimar a su exilio parisino. En estos textos apreciamos la sensibilidad del novelista para captar y transmitir emociones y la inmediatez y concisión del periodista. Su intuición para la política y su agudeza visual, propia del artista que aprecia cada detalle, convierten sus escritos periodísticos en una de las más destacadas aportaciones literarias sobre la primera mitad del siglo XX. Su lectura nos permite hoy acompañarle, trago tras trago, mientras contempla cómo Europa se aleja de la razón y se sume en la desesperanza.

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

About the author (2009)

Joseph Roth, novelista y periodista, nació en Galitzia (actualmente Ucrania) en 1894, en el seno de una familia judía. Ha sido descrito como un hombre para el que la historia era como una pesadilla; su vida no estuvo lejos de serlo también. No llegó a conocer a su padre que, en un arrebato de locura, abandonó el hogar al poco tiempo de casarse. Se crió en Viena donde presenció el derrumbamiento del imperio austro-húngaro cuyo restablecimiento más tarde anhelaría: "La experiencia más dura que he vivido fue la Primera Guerra Mundial y la destrucción de mi patria, la única que he tenido..." En 1920 se instaló en Berlín donde se convertiría en el corresponsal de mayor prestigio de la prensa alemana -y en uno de los mejor remunerados de su generación-, y donde simultanearía el periodismo con la narrativa (Job, una de sus primeras obras, fue la novela favorita de Marlene Dietrich). En 1933, con la llegada del Tercer Reich, que le relegaría a la categoría de Untermensch, escribió: "Permítanme expresarlo alto y claro. El espíritu europeo está capitulando. Está capitulando porque es débil... porque carece de imaginación... mientras, el humo de las hogueras en las que arden nuestros libros alcanza el cielo..." Su mujer, Friederike, ingresó en un manicomio. Los nazis le facilitaron una muerte sin dolor. Finalmente, Joseph se exilió en París donde el alcohol le ayudaría a reconciliar su nostalgia de aquella vida shtetl de sus primeros años, con su fe en un recién descubierto catolicismo y su apoyo al restablecimiento de la monarquía austriaca. El santo bebedor murió en 1939.

Bibliographic information