El socialismo y el hombre en Cuba

Front Cover
Linkgua, Aug 31, 2010 - Literary Collections - 28 pages
El socialismo y el hombre en Cuba es una carta enviada por Ernesto Che Guevara a Carlos Quijano, director del Semanario Marcha. Fue publicada el 12 de marzo de 1965, bajo el título "Desde Argelia, para Marcha, La Revolución Cubana Hoy".

En la edición original el editor le añadió la siguiente nota: "Che Guevara envió esta carta a Marcha desde Argelia. Este documento es de la más significativa importancia, especialmente en aras de entender el objetivo y la meta de la Revolución cubana, visto por uno de los principales actores en el proceso. Las tesis presentadas son un intento por provocar debate y, al mismo tiempo, ofrecer una nueva perspectiva sobre una de las presentes fundamentaciones del pensamiento socialista".

El 5 de noviembre de 1965, fue publicado otra vez y presentado como "exclusiva: una nota especial del Che Guevara".

Se explicaba que los lectores de Marcha en Argentina no habían podido leer la publicación original, porque la semana en que ésta fue publicada por primera vez, la revista había sido prohibida en Buenos Aires.

 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

About the author (2010)

La historia de la muerte del Che y su mitificación tiene todos los ingredientes de una saga moderna. Giangiacomo Feltrinelli, el editor de su Diario y artífice de una campaña mediática para promover su imagen, estaba en Bolivia durante el periodo final de la guerrilla y poco antes de que el Che fuese ejecutado pasó por Cuba buscando imágenes suyas. Korda, el autor de la foto más difundida del siglo XX, tenía unas copias de dicha imagen hecha unos años antes y las cedió a Feltrinelli sin saber que su foto era una obra maestra que calaría muy hondo en el imaginario colectivo. Tras la muerte del Che y la llegada a Cuba de una copia de su Diario, Fidel Castro y Feltrinelli publicaron el libro y llenaron el mundo de carteles con su imagen. Por su parte, el artista irlandés Jim Fitzpatrick diseñó una versión pop de la célebre imagen para la revista Scene que fue rechazada por esta tras considerarla demasiado radical. Entonces Fitzpatrick envió la imagen a la revista satírica Private Eye y esta la hizo llegar al crítico de arte Peter Meyer, quien invitó a Fitzpatrick a participar en una exposición titulada "Viva Che!", anunciada con bombo y platillo en OZ, la revista por excelencia de la psicodelia setentera.

Bibliographic information