En la patria de Juárez: notas é impresiones (crónicas para Cuba).

Front Cover
A. de Cardona, 1897 - 211 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page 115 - Quijotes; pero a falta de cuchilladas sobró paciencia a los hidalgos, quienes se estuvieron en sus coches tres días de claro en claro y tres noches de turbio en turbio. De no intervenir la autoridad, de seguro se momifican los hidalgos. El Virrey les previno, pues, que los dos coches retrocedieran, hasta salir uno hacia la calle de San Andrés y otro hacia la plazuela de Guardiola.
Page 115 - Cuentan las consejas que cierta vez entraron por los extremos del callejón dos hidalgos, cada uno en su coche y que por la estrechez de la vía se encontraron frente a frente sin que ninguno quisiera retroceder, alegando que su nobleza se ajaría si cualquiera de los dos tomaba la retaguardia. Por fortuna, como asienta un grave autor, la sangre no llegó al arroyo ni mucho menos, ni siquiera hirvió en las venas de los dos Quijotes; pero a falta de cuchilladas...
Page 115 - Se dice, se cuenta y se comenta, que uno de los Condes del Valle tenía un hijo, y que este hijo fue un calavera redomado. El heredero, fiado en sus riquezas, más pensaba en derroches que en negocios. Joven y apuesto, los trajes lujosos, los buenos caballos, los saraos elegantes, ocupaban más su atención que los librotes de cuentas y que los ingenios de azúcar...
Page 7 - La necesidad de escribir de todo, y deleitando é interesando, aunque se traten materias de suyo indigestas y áridas, obliga á nadar á flor de agua, á presentar de cada cosa únicamente lo culminante, y más aún lo divertido, lo que puede herir la imaginación ó recrear el sentido con rápida vislumbre, á modo de centella ó chispazo eléctrico. En crónicas así. el estilo ha de ser plácido, ameno, caluroso é impetuoso, el juicio somero y accesible á todas las inteligencias, los pormenores...
Page 116 - ... de cuentas y que los ingenios de azúcar. El Conde su padre gastó mucha saliva en regaños, hasta que cansado, fué su benevolencia tanta, que sólo le decía : — Hijo, tú nunca harás casa de azulejos. Santa frase. El joven se preocupó, le escoció lo de los azulejos, y poco a poco cambió de vida, prometiendo edificar la casa que su padre tenía por imposible.
Page 7 - ... personal, aunque peque de lírica. pues el tránsito de la impresión á la pluma es sobrado inmediato para que haya tiempo de serenarse y objetivar. En suma, tienen estas crónicas que parecerse más á conversación chispeante, á grato discreteo, á discurso inflamado, que á demostración didáctica. Están más cerca de la palabra hablada que de la escrita. Ley aplicable en general á todo el periodismo, y partícularmente al que ha de leerse en la América de) Sur.
Page 8 - ... de instruirse, el diario para recrearse: lo que se pide, pues, al cronista es la personalidad y el atractivo, el brillo y aun la petulancia, que distinguen su crónica rauda y volante del volumen maduro y sesudo, erudito y oneroso, venal ya en todas las librerías y con puesto indicado en los estantes de todas las bibliotecas. Por otra parte:, gracias á la distancia, cosas familiares aquí para los lectores, de las cuales se dice lo muy suficiente con...
Page 38 - BE 1847. Más abajo, en un tablero: A LA MEMORIA DE LOS ALUMNOS DEL COLEGIO. MILITAR QUE MURIERON COMO HÉROES EN LA INVASIÓN AMERICANA En la cara de la izquierda: 1 * COMPAÑÍA CAPITÁN DOMINGO ALTARADO TENIENTES . JOSÉ ESPINOSA AGUSTÍN DE LA PEZA.
Page 149 - Soberano del pensamiento, modelador de la frase, sus períodos perfectos, acabados, esculturales, conexos, de sonoridad melódica, de coloreados matices, de inagotable riqueza, de suprema nitidez y de pureza inefable, son un derroche de imágenes bellísimas, una cascada de metáforas deslumbradoras que surgen expontáneas, brotan naturales de una pluma —buril pródiga en rasgos geniales, fecunda en gallardos tonos.

Bibliographic information