Ensayos poéticos y artículos en prosa: literarios y de costumbres

Front Cover
Yenes, 1813 - 313 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 61 - Violento late el corazón de Acuña: Cuando su mano el pectoral empuña, Fué un acero tal vez lo que buscó. ¡Padilla! sin cesar suena en su labio, Y un ¡ay! le sigue y el prelado llora, Y es el audaz prelado que en Zamora /Santiago y libertad!
Page 63 - Sanguinaria la boca , sanguinarios Los torvos ojos de iracunda hiena , Con desplegar el labio ya condena , Con su mirada martiriza ya. Mudo , pasmado el infeliz Acuña , La decision espera de su suerte : No le acobarda la imprevista muerte ; Pero le aterra ver al que la da.
Page 161 - Los que han pasado el día de San Isidro su pradera; los que han visto el Rastro por la mañana, la Plaza Mayor de Madrid la víspera de Navidad, el Prado antiguo por la noche, y han velado en las de San Juan y...
Page 111 - Del tiro de la campana Se suspende por los puños, Y el pacífico instrumento, Órgano grave del culto, Da profanado la seña Del atropello y disturbio. La LIBERTAD, la IGUALDAD Se proclama en grito agudo; Y el tranquilo ciudadano Cierra el taller y el estudio, Y échase encima las armas, Zozobroso y mal seguro. Los pórticos y las calles Se llenan de inmenso vulgo, Libres vagando por ellas Los asesinos en grupos. Revístense las mujeres De la fiereza del bruto, Y al terror de la matanza Unen la...
Page 62 - Acuña; cuando su mano el pectoral empuña, fué un acero tal vez lo que buscó. ¡Padilla!, sin cesar suena en su labio, y un ¡ay! le sigue, y el prelado llora; y es el audaz prelado que en Zamora ¡Santiago y libertad!, apellidó.
Page 268 - Alcalá en fin, donde está el parador que busca, y á la derecha y en el fondo de las verjas del Buen-Retiro y el arco soberbio que lleva el nombre de la ciudad ilustre, patria del autor del Quijote. Atónito el pobre Pescuño con tanta magnificencia como se agolpa á sus ojos, no ha cesado de exclamar, desde la puerta de Atocha á su posada : " ¡ Qué hermosura ! ¡ qué asombro ! Madrid vale más que una lluvia de Mayo : desde Madrid al cielo.
Page 10 - Huracan que ronco zumba, Que levantas me parece La cabeza de la tumba. Luz que de purpúrea tinta Se reviste cuando pasa Por pliegues de roja gasa, Tu bulto cándido pinta. Y sus rayos se despuntan En el cristal, que es el velo De tu semblanza de hielo, Y resbalan y se juntan; Y ornan la impasible sien Con diadema esplendorosa, Cual la que tu frente hermosa Lleva junto al sumo bien. La piedra entonces se mueve, Se reaniman tus luceros; Ya coral en vez de nieve Son tus labios hechiceros, Y eres tú,...
Page 63 - VIAJES 855 mas sepa, si combate a su verdugo, que sin unión es fuerza perecer. Perecieron por eso en el cadalso los hijos de la gloria y de la guerra; sus casas, igualadas con la tierra, yacen cubiertas de ignominia y sal. ¿Por qué me ha perdonado la cuchilla? ¿Por qué esta cárcel mi vivir esconde?» Una voz pavorosa le responde : «Porque te espera muerte de dogal.
Page 10 - Tu bulto cándido pinta. Y sus rayos se despuntan En el cristal, que es el velo De tu semblanza de hielo, Y resbalan y se juntan; Y ornan la impasible sien Con diadema esplendorosa, Cual la que tu frente hermosa Lleva junto al sumo bien. La piedra entonces se mueve, Se reaniman tus luceros; Ya coral en vez de nieve Son tus labios hechiceros, Y eres tú, la misma, aquella Que yo delirante amé, La que mi vida, mi estrella, Mi cielo en la tierra fué. Tú mi angélica María, Tan bella como te vi,...
Page 9 - Asi aureola brillante De esperanza y juventud Te ciñó por un instante Palpando ya el atahud. Fugaz relámpago aquel De dicha para los dos , Todo fué ternura en él , Porque era el último adios.

Bibliographic information