Escritos póstumos de J. B. Alberdi, Volume 13

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 753 - del poder general con respecto al interior de la República es casi ninguna, y su principal y casi toda su investidura es de pura representación para llevar la voz á nombre de todos los estados confederados en sus relaciones con las naciones extranjeras; de consiguiente si dentro de cada estado
Page 752 - lastimoso estado es preciso crearlo todo de nuevo, trabajando primero en pequeño y por fracciones para entablar después un sistema general que lo abrace todo. Obsérvese que una república federativa es lo' más quimérico y desastroso que pueda
Page 755 - que en Buenos Aires, yo diría que tal elección sería el anuncio cierto del desenlace más desgraciado y funesto á esta ciudad y á toda la República. El tiempo, el tiempo solo, á la sombra de la paz, y de la tranquilidad de los pueblos, es el que puede proporcionarlo
Page 756 - inconvenientes de tanta gravedad, que obligaron á los norte americanos á fundar la ciudad de Washington, hoy capital de aquella república, que no pertenece á ninguno de los estados confederados. Después de convenida la organización que ha de tener el gobierno, sus atribuciones, residencia y modo de erigirlo, debe tratarse de crear un fondo nacional permanente
Page 714 - de practicar en la política, es llamada la juventud- á ensayar en el arte, en la filosofía, en la industria, en la sociabilidad : es decir, es llamada la juventud á investigar la ley y la forma nacional del desarrollo de estos elementos de nuestra vida americana, sin
Page 752 - Quién forma un ser viviente y robusto con miembros muertos, o dilacerados y enfermos de la más corruptora gangrena, siendo así que la vida y robustez de este nuevo ser en complexo no puede ser sino la que reciba
Page 368 - sin permitir que en manera alguna se contravenga á lo estipulado en ella. En fé de lo cual, firma con su mano el presente instrumento de ratificación, autorizado según corresponde y con el gran sello de la república. En la casa de gobierno
Page 751 - y habiéndose generalizado la necesidad de la Constitución, creímos que debíamos proceder como lo hicimos para evitar mayores males. Los resultados lo dicen elocuentemente los hechos, los escándalos que se han sucedido, y el estado verdaderamente peligroso en que hoy
Page 759 - sea, y es lo único que creo posible entre nosotros después de haberlo destruido todo y tener que formarnos del seno mismo de la nada. Adiós compañero. El cielo dé á vd. salud, acierto y felicidad
Page 759 - que es preciso ponerse á la cabeza de los pueblos cuando no se les pueda hacer variar de resolución, es muy cierta; más es para dirigirlos en su marcha cuando esta es á buen rumbo, pero con precipitación ó mal dirigida ; ó para hacerles variar de rumbo sin

Bibliographic information