Fábulas literarias

Front Cover
D. Francisco Martinez de Aguilar, 1819 - 124 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 20 - Por entre unas matas, seguido de perros, (no diré corría) volaba un conejo. De su madriguera salió un compañero, y le dijo: «Tente, amigo; ¿qué es esto?» «¿Qué ha de ser? — responde — sin aliento llego... Dos picaros galgos me vienen siguiendo.» «Sí — replica el otro — por allí los veo... . pero no son galgos.» «¿Pues qué son?
Page 16 - Acercóse a olería el dicho animal, y dio un resoplido por casualidad. En la flauta el aire se hubo de colar, y sonó la flauta por casualidad. «¡Oh! —dijo el Borrico — : ¡Qué bien sé tocar! ¡Y dirán que es mala la música asnal!
Page 48 - Tantas idas Y venidas, Tantas vueltas Y revueltas, Quiero, amiga, Que me diga, ¿ Son de alguna utilidad ? Yo me afano; Mas no en vano. Sé mi oficio; Y en servicio De mi Dueño Tengo empeño De lucir mi habilidad.
Page 21 - Qué ha de ser? responde: Sin aliento llego.... Dos picaros Galgos Me vienen siguiendo. Sí, replica el otro, Por allí los veo.... Pero no son Galgos — ¿ Pues qué son? — Podencos — ¿ Qué? Podencos dices? Sí, como mi abuelo. Galgos, y muy Galgos: Bien visto lo tengo. — Son podencos: vaya, Que no entiendes de eso — Son Galgos te digo — Digo que Podencos.
Page 55 - Mostró á sus vecinos La famosa compra; Y uno de ellos dijo: Veamos, compadre, Si este animalito Tiene tan buen cuerpo Como buen vestido.
Page 7 - Quien mis Fábulas lea Sepa también que todas Hablan á mil Naciones, No solo á la Española. Ni de estos tiempos hablan; Porque defectos notan Que hubo en el mundo siempre, Como los hay ahora. Y pues no vituperan Señaladas personas, Quien haga aplicaciones, Con su pan se lo coma.
Page 84 - ¿Y quien ignora que estos animales Juntos suelen vivir en los corrales ? Pues (con perdon de ustedes) el cochino Dijo un dia al cordero: ¡qué agradable Qué felix, qué pacifico destino Es el poder dormir!
Page 62 - FÁBULA XLI. EL TÉ Y LA SALVIA. El Té, viniendo del imperio Chino, Se encontró con la Salvia en el camino. Ella le dijo: ¿A donde vas, compadre? A Europa voy, comadre, Donde sé que me compran á buen precio. Yo, respondió la Salvia, voy á China; Que allá con sumo aprecio Me reciben por gusto y medicina. (*) En Europa me tratan de salvage, Y jamas he podido hacer fortuna.
Page 100 - Fué siempre aventajado. Con el tiempo ha ganado En bondad, no lo niego ; Pero si él desde luego Mal vino hubiera sido, Ya se hubiera torcido : Y al fin tambien habia, Lo mismo que en el dia, En los siglos pasados Vinos avinagrados.
Page 6 - Otra porcion no corta, Ofendida, no pudo Sufrir tanta parola. El Tigre, el rapaz Lobo Contra el censor se enojan. ¡Qué de injurias vomita La Sierpe venenosa! Murmuran por lo bajo, Zumbando en voces roncas, El Zángano, la Abispa, El Tábano y la Mosca.

Bibliographic information