Guirnalda salvadoreña: colección de poesías de los bardos de la república del Salvador, precedidas de apuntes biográficos y juicios críticos sobre cada uno de sus autores, Volume 1

Front Cover
Imprenta nacional del doctor F. Sagrini, 1884 - Authors, Salvadoran
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 423 - ... premio de tantos dolores una palma de mártir tendré. Sólo quiero cuando eso suceda, que una mano cristiana y piadosa, sobre el musgo que cubra mi fosa de madera coloque una cruz; que cobije un ciprés funerario esa huesa del mundo olvidada, y la bañe en la noche callada de la luna la trémula luz. * VOTOS DE UN PROSCRITO Lejos de aquí, muy distante, más allá de esas montañas, que cubiertas de verdura al oriente se levantan, semejando en el espacio gigantescas esmeraldas, con su corona...
Page 366 - El místico, si es ortodoxo, acepta esta teología, la da como supuesto y base de todas sus especulaciones, pero llega más adelante : aspira a la posesión de Dios por unión de amor y procede como si Dios y el alma estuviesen solos en el mundo.
Page 366 - Porque para llegar a la inspiración mística, no basta ser cristiano ni devoto, ni gran teólogo ni santo, sino que se requiere un estado psicológico especial, una efervescencia de la voluntad y del pensamiento, una contemplación ahincada y honda de las cosas divinas, y una metafísica o filosofía primera, que va por camino diverso, aunque no contrario, al de la teología dogmática.
Page 356 - Hombre de honor, viudo, buen cristiano, de calzón corto, bata de indianilla, chupa bordada, capa en el verano, zapatos en invierno, con hebilla, peluquín con coleta, barbicano, de carey los anteojos, sin patilla, que rarísima vez los ocupaba pues sólo para leer los empleaba.
Page 387 - ¡Son quimeras virtud y placeres, sólo es cierta la paz del morir . . . . ! Me he sentado al festín de la vida con el alma sedienta de gloria, demandando una dicha ilusoria que la tierra no puede ofrecer ; y en lugar de marchitos laureles, de guirnaldas, perfumes y flores, sólo he hallado quebranto y dolores, y tristeza y angustia doquier. Es la vida una carga pesada: ya mis débiles fuerzas no pueden por más tiempo llevarla, ya ceden del cansancio al influjo fatal!
Page 356 - ... coleta, barbicano, de carey los anteojos, sin patilla, que rarísima vez los ocupaba pues sólo para leer los empleaba. Vestíase a las seis de la mañana, iba a misa, tomaba chocolate, asomábase...
Page 355 - ... mueve apenas. Duerme la ninfa de una clara fuente que deja ver su reluciente arena: después copia los sauces de la orilla; y más en lo profundo representa la perspectiva augusta de los cielos, por la parte oriental que Febo incendia. ¡Qué hermoso carmesí! ¡Qué franjas de oro! la avenida de luz por allá deja sobre un hermoso fondo azul celeste un jaspeado color de madre-perla.
Page 424 - ... atención llama; pero que yo llevo escrito en el fondo de mi alma. En un valle delicioso, cual los valles de la Arcadia, está situado ese pueblo, de memoria dulce y grata: flores de todos los climas crecen allí descuidadas, y con sus gratos olores el aire puro embalsaman: fuentes que corren ligeras, como serpientes de plata, en sus aguas cristalinas su bello cielo retratan: pájaros de mil colores escondidos en las ramas de sus florestas umbrías, himnos melifluos le cantan, y sus trinos y...
Page 354 - Tardes de lluvia y sol, de luz y sombras, De diáfanos vapores y nublados, De negros nubarrones perfilados De oro y azul y espléndido arrebol ; En que trasciende la regada tierra, De las rozas...
Page 376 - Sólo un favor en mi agonía quiero que bondadosa me concedas tu, divina vírgen de mi amor primero, blanco lucero de benigna luz! Quiero que el día que infeliz sucumba al grave peso de mi suerte impía, visites tú la solitaria tumba, donde descansa mi ceniza fría. Y si el destino me persigue atroz, y de los mares á merced me entrega, lánguida eleva tu plegaria á Dios, y por mi dicha compasiva ruega.

Bibliographic information