Historia del alzamiento de los moriscos: su espulsion [sic] de España y sus consecuencias en todas las provincias del Reino

Capa
Estab. tip. de Mellado, 1861 - 195 páginas
 

Opinião das pessoas - Escrever uma crítica

Não foram encontradas quaisquer críticas nos locais habituais.

Páginas seleccionadas

Índice

Outras edições - Ver tudo

Palavras e frases frequentes

Passagens conhecidas

Página 159 - ... trabajan y no comen ; en entrando el real en su poder, como no sea sencillo2 le condenan á cárcel perpetua ya escuridad eterna, de modo que, ganando siempre, y gastando nunca, llegan y amontonan la mayor cantidad de dinero que hay en España: ellos son su hucha, su polilla, sus picazas y sus comadrejas ; todo lo allegan, todo lo esconden y toiio lo tragan.
Página 160 - Considérese que ellos son muchos y que cada día ganan y esconden poco o mucho, y que una calentura lenta acaba la vida como la de un tabardillo; y como van creciendo, se van aumentando los escondedores, que crecen y han de crecer en infinito, como la experiencia lo muestra.
Página 51 - ... cristiano por fuerza, por la presente vos aseguramos é prometemos por nuestra fe é palabra real , que no habernos de consentir ni dar logar á que n'.ngun muro por fuerza torne cristiano : é Nos queremos que los moros nuestros vasallos sean asegurados é mantenidos en toda justicia como vasallos é servidores nuestros.
Página 160 - ... revenden, se hacen ricos. No tienen criados, porque todos lo son de sí mismos; no gastan con sus hijos en los estudios, porque su ciencia no es otra que la del robarnos.
Página 51 - Garbia del obispado de Málaga é Serranía de »Ronda, é cada uno de vos, salud é gracia. Sepades, »que nos es fecha relacion que algunos vos han di»cho que nuestra voluntad era de vos mandar tornar »é haceros por fuerza cristianos: é porque nuestra »voluntad nunca fué, ha sido, ni es que ningun moro » tornen cristiano por fuerza, por la presente vos ase»guramos é prometemos por nuestra fé é palabra »real, que no habemos de consentir ni dar logar á »que ningun moro por fuerza torne...
Página 140 - Fue un miserable espectáculo ver tantos hombres de todas edades, las- cabezas bajas, las manos cruzadas y los rostros bañados de lágrimas, con semblante doloroso y triste viendo que dejaban sus regaladas casas, sus familias, su patria, su naturaleza, sus haciendas y tanto bien como tenían, y aun no sabían cierto lo que se haría de sus cabezas...
Página 140 - Fue un miserable espectaculo," says an eye-witness, " ver tantos hombres de todas edades, las cabezas baxas, las manos cruzadas y los rostros banados de lagrimas, con semblante doloroso y triste, viendo que dexaban sus regaladas casas, sus familias, su patria, y tanto bien como tenian, y aun no sabian cierto lo que se haria de sus cabezas.
Página 152 - ... tenido una vida licenciosa y poco apegada al trabajo, no cumplieron las condiciones bajo las cuales aceptaron las suertes ó porciones de territorio, y se fugaron ó se hicieron bandoleros: apenas pudieron juntarse doce mil quinientas cuarenta y dos familias, con las cuales se poblaron doscientos setenta lugares, á que quedaron reducidos más de cuatrocientos que había en tiempo de los moros...
Página 70 - Reducidos estaban estos á odiar en silencio á los nobles, porque era inútil toda queja y escusada toda demanda de justicia: en sus causas y pleitos no solo eran desatendidos, sino hasta castigados y maltratados, en términos que, como dice el obispo Sandoval, «si un oficial hacia una ropa, los «caballeros le daban de palos porque pedia que le »pagasen la hechura; y si se iba á quejar á la justi»cia, costábale mas la querella que el principal.

Informação bibliográfica