La Colombia: Poema épico

Front Cover
la Revista Católica, 1906 - 470 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page 139 - Pinta" desgarraba las olas, cuando el grito de "Tierra, tierra!" en que prorrumpe Triana, el sonoroso estrépito responde del cañón de la "Pinta", que apagado fué por gritos y aplausos y los vivas que unísonos salían de las naves. Y "La Niña" y la nave capitana saludaron también; y el estampido por vez primera retumbó en los mares silenciosos y obscuros de Occidente. Repercutió en las ondas a lo lejos y en las playas y bosques adormidos de la feliz Guanahani. La cabeza sacaron bajo el ala,...
Page 21 - Majestuosa es su talla: hercúleos miembros, Preñada y ancha frente, que fulgura Con la llama del genio; ojos brillantes, De profunda mirada, que penetran Los misterios del cielo y de los mares, Y axín los más ocultos que del hombre El corazón encierra.
Page 137 - ¡Bendita sea tu bondad, Dios mío! Esa luz, esa luz, símbolo hermoso Es de la hermosa luz que en gloria tuya Va á alumbrar á mil bárbaras naciones.
Page 139 - Repercutió en las ondas á lo lejos Y en las playas y bosques adormidos De la feliz Guanahani. La cabeza Sacaron bajo el ala y en sus nidos Temblaron de pavor las avecillas; Rugió en sus antros la dormida fiera; Llorando el niño abandonó su lecho Y al regazo corría de sus...
Page 138 - Volaban las tres naves presurosas Con rumbo al Occidente, y relucían, Al trémulo fulgor de las estrellas, En las quillas las olas resonantes Y las raudas estelas luminosas. Volaban en las alas de la noche, A la manera de esas grandes aves Que, en las sombras envueltas...
Page 40 - Mnsa feliz de la epopeya, Tu estro arrobador, y yo celebre Tan alta hazaña con sublime canto!
Page 137 - ... bárbaras naciones. ¡Bendita sea tu bondad, Dios mío, Que así endulzas mis penas y coronas Mis fatigas, trabajos y desvelos! No estalles, corazón ¡ésa es la tierra»!
Page 139 - ... antros la dormida fiera; Llorando el niño abandonó su lecho Y al regazo corría de sus padres, Que, al inaudito son despavoridos, Huían también de la abrigada hamaca Y, atrás dejando las sencillas chozas, A la playa corrían preguntando: «¿Qué sucede en elmar?¿se hunde Guanahani?

Bibliographic information