Los jardines interiores

Front Cover
1905
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 35 - EL METRO DE DOCE EL metro de doce son cuatro donceles, donceles latinos de rítmica tropa, son cuatro hijosdalgo con cuatro corceles; el metro de doce galopa, galopa... Eximia cuadriga de casco sonoro que arranca al guijarro sus chispas de oro, caballos que en crines de seda se arropan o al viento las tienden como pabellones...
Page 43 - Pasas por el abismo de mis tristezas como un rayo de luna sobre los mares, ungiendo lo infinito de mis pesares con el nardo y la mirra de tus ternezas. Ya tramonta mi vida; la tuya empieza mas, salvando del tiempo los valladares, como un rayo de luna sobre los mares pasas por el abismo de mis tristezas.
Page 65 - Tan rubia es la niña, que cuando hay sol no se la ve! Parece que se difunde en el rayo matinal, que con la luz se confunde su silueta de cristal tinta en rosas y parece que en la claridad del día se desvanece la niña mía. Si se asoma mi Damiana...
Page 15 - INGENUA OH, los rizos negros y los ojos nubios! ¡Oh, los ojos claros y los rizos rubios! Los enormes besos en que amor es ducho... ¡Besarse sin treguas y quererse mucho! Ser grande, muy grande, ser bueno, muy bueno; pero entre tus brazos y sobre tu seno. Besarte la nuca, besarte los ojos y los hombros blancos y los labios rojos...
Page 35 - El metro de doce son cuatro donceles, donceles latinos de rítmica tropa, son cuatro hijosdalgo con cuatro corceles; el metro de doce galopa, galopa... Eximia cuadriga de casco sonoro que arranca al guijarro sus chispas de oro, caballos que en crines de seda se arropan o al viento las tienden como pabellones; pegasos fantasmas, los cuatro bridones galopan, galopan, galopan, galopan...
Page 41 - COMO BLANCA TEORÍA POR EL DESIERTO . . . Como blanca teoría por el desierto desfilan silenciosas mis ilusiones, sin árbol que les preste sus ramazones ni gruta que les brinde refugio cierto. La luna se levanta del campo yerto y, al claror de sus lívidas fulguraciones, como blanca teoría mis ilusiones desfilan silenciosas por el desierto. En vano al Cielo piden revelaciones; son esfinges los astros. Edipo ha muerto, ya la faz de las viejas constelaciones desfilan silenciosas mis ilusiones como...
Page 87 - PRELADO (CONDENAMOS este libro por exótico y perverso, porque enciende sacros nimbos en las testas profanadas, porque esconde, bajo el oro leve y trémulo del verso, la dolosa podredumbre de las criptas blanqueadas. Cierto: a veces algo emerge con virtudes misteriosas; pero es más lo que se abate, lo que cede y se derrumba...
Page 53 - Esta niña dulce y grave, tiene un largo cuello de ave, cuello lánguido y sutil cuyo gálibo suave finge prora de una nave, de una nave de marfil. Y hay en ella cuando inclina la cabeza arcaica y fina, — que semeja peregrina flor de oro — al saludar, cierto ritmo de latina, cierto porte de menina y una gracia palatina muy difícil de explicar. . . . NUESTRO AMO ESTÁ EXPUESTO Nuestro Amo...
Page 3 - MI VERSO QUERRÍA que mi verso, de guijarro, en gema se trocase y en joyero; que fuera entre mis manos como el barro en la mano genial del alfarero. Que lo mismo que el barro, que a los fines del artífice pliega sus arcillas, fuese cáliz de amor en los festines y lámpara de aceite en las capillas; Que, dócil...
Page 66 - ... rayo matinal, que con la luz se confunde su silueta de cristal, tinta en rosas, y parece que en la claridad del día se desvanece la niña mía. Si se asoma mi Damiana a la ventana, y colora la aurora su tez lozana de albérchigo y terciopelo, no se sabe si la aurora ha salido a la ventana antes de salir al cielo. Damiana en el arrebol de la mañanita se diluye y, si sale el sol, por rubia... no se la ve.

Bibliographic information