Michoacán: Paisajes, tradiciones y leyendas, Volume 1

Front Cover
Oficina tip. de la Secretaria de fomento, 1891 - Indians of Mexico
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 287 - Hallándome gravemente enfermo, pero en mi entero y cabal juicio, memoria y entendimiento natural, creyendo y confesando como firmemente creo y confieso el alto y soberano misterio de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y un solo Dios verdadero...
Page 402 - Cuando ya les pareció á los tarascos tendrian enervadas las fuerzas con la abundancia del vino, volvieron muy de pensado sobre ellos, haciendo tal destrozo en el ejército, que los más quedaron muertos, y muchos cautivos de los tecos y matlatzingas, siendo hasta hoy funesto monumento de esta victoria los innumerables huesos que se ven en el campo que media entre Mara vatio y Tzitácuaro.
Page 404 - José de Acosta, Juan Botero y otros escritores de juicio y autoridad. Cogieron unos pescadores cerca de la laguna de Méjico un pájaro monstruoso de extraordinaria hechura y tamaño, y dando estimacion á la novedad, se lo presentaron al rey.
Page 5 - V[uestra] S[eñorí[a verá que las sentencias van sacadas al propio de su estilo de hablar, y yo pienso de ser notado mucho en esto, mas como fiel intérprete no he querido mudar de su manera de decir, por no corromper sus sentencias...
Page 404 - ... y al ponerlos segunda vez en el espejo, halló en lugar de la noche otro mayor asombro, porque se le ofreció á la vista un ejército de gente armada que venia de la parte del Oriente haciendo grande estrago en los de su nacion.
Page 402 - ... la copia militar de México, y al embestirlos éstos dieron en correr los tarascos fingiéndose fugitivos, y los mexicanos los seguían ya como victoriosos. Dieron de improviso en la comida y bebida abundante que el campo les ofrecía, y ellos mas ambrientos que belicosos, soltando las armas se entregaron á comer y beber muy de propósito.
Page 344 - Es verdad que los tecos fueron separán« dose de sus aliados, y es probable que á su llegada á Naránxhan, bajo el « reinado de Iré-Ticátame, hayan estado reducidos á corto número, que más « tarde fué creciendo, prolífica como era la raza. «Respecto de sus continuas segregaciones de los tarascos, consta, en « efecto, en las historias y crónicas de México, que los había con este mismo «nombre enjuchitan (sic) y en otros puntos de la Sierra Madre; en Jacona, « Carápan y Tzacapu;...
Page 402 - ... corona, y advirtiendo que no le bastaban las manos de los suyos, aunque tan esforzadas, por ser respecto de las enemigas tan diminutas, se valió de un ardid de guerra en que era muy ingenioso. Mandó juntar con abundancia bastimentos de comida y bebida, y haciéndola conducir en hombros de indios, fué marchando su ejército hasta hacer rostro al campo del emperador mexicano, y en vez...
Page 221 - Todo este Capítulo pasado tenia el Cazonci en mucha reverencia y hacia el sacerdote que savia esta historia que se la contase muchas veces y decia que este capítulo era doctrina de los Señores y que era aviso que habia dado Tariacnri á todos ellos.
Page 345 - No debe llamarnos la atención que fuera de Michoacán, pero siempre « en lo que se llamó Nueva España, los tecos hayan hablado idiomas distin« tos del tarasco; así lo exigía acaso su contacto y comercio con otras nacio« nes; mas tenemos para nosotros que su lengua propia era la misma de los « purépecha. No debemos olvidar las muchas palabras idénticas que hemos « hallado en el Perú, en otras naciones de la América del Sur, y sobre todo, «en Venezuela, tierra de los teques.

Bibliographic information