Obras poeticas de Don Vicente Garcia de la Huerta ...

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 228 - ... torpes envidias al merecimiento, y al no admitido amor tristes querellas; antes sus flores a la primavera, ardores inclementes al estío, al otoño abundancia lisonjera, y al aterido invierno hielo y frío; que ceda un punto de su fe primera, cuanto menos que falte el amor mío.
Page 236 - Por vuestro mal, á mi favor se inclina, Y con el tiempo, que volando llega, Venturas me dará que á vos os niega. Ahora para vuestro lucimiento Braman las vacas de Sicilia, gruesas, Y en cien manadas cubren los...
Page 235 - O mas que el Euro, que con furia breve Turbando el cielo tempestades mueve. Con los presentes bienes satisfecho, El ánimo desprecie la esperanza De los que han de venir, y llegan tarde; Y temple en dulce risa alegre el pecho El llanto amargo, sin hacer mudanza, Ni sujetarse, al mal como cobarde. Porque...
Page 127 - Y el albornoz á la espalda , Esgrime la muerte en una Tunecina cimitarra. Crece la sangrienta lid , Y el suelo de sangre empapan Las azagayas moriscas Y las españolas lanzas.
Page 173 - Montes de África adustos cuyas cumbres soberbias o escalan o sostienen las celestes esferas. Sierras de Mauritania cuya inculta aspereza sus fieras y sus hombres de horror y susto pueblan...
Page 236 - Para imitar la citara famosa De Píndaro, Simónides y Alceo : Y un inmortal deseo De despreciar no poco El vulgo necio, maldiciente y loco, Que no están de su lengua, si murmura, Libre inocencia, ni bondad segura. EL MRO. FR. DIEGO GONZALEZ'.
Page 126 - ... mora con señales tan infaustas y de tan tristes acasos tristes vaticinios saca. Enmudécela el dolor; pero una sola mirada dijo de una vez más cosas que dijeran mil palabras. Cadenas hace sus brazos que el cuello de Hizán enlazan, y de sus lágrimas tiernas segundas cadenas labra.
Page 234 - Bandada de cuidados, Que por los techos de marfil labrados Vuelan, y quitan con pesar del dueño Sosiego al alma, y á los ojos sueño. Aquel...
Page 196 - Qué mudas están las selvas, y qué callados los valles! ¡ Qué en silencio los poblados, y quán en quietud las aves ! Todo respira tristeza: todo en torpe sueño yace: todo es soledad , y todo acompaña á mis pesares. ¡ Qué mansas corren las fuentes ! ¡ Qué torpe susurra el ayre ! No hay pastor , que no sosiegue: no hay despierto can, que ladre.
Page 156 - Lisi mía., que asi la elogie y alabe, si te digo , que ella sola es de tu hermosura imagen. ... Minerva es su nombre ; y yo que a .heroicas dificultades nací Inclinado , propuse seguir la empresa arrogante de conquistar su belleza con rendimientos y afanes. No digo , que no fue oido...

Bibliographic information