Pardo Bazán, Valera y Pereda: (estudios críticos)

Front Cover
Luis Tasso, 1889 - Spanish fiction - 107 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 59 - Una de las mayores dificultades con que tropieza la novela en España consiste en lo poco hecho y trabajado que está el lenguaje literario para reproducir los matices de la conversación corriente. Oradores y poetas lo sostienen en sus antiguos moldes académicos, defendiéndolo de los esfuerzos que hace la conversación para apoderarse de él; el terco régimen aduanero de los cultos le priva de flexibilidad.
Page 86 - Si es real cuanto tiene existencia verdadera y efectiva, el realismo en el arte nos ofrece una teoría más ancha, completa y perfecta que el naturalismo. Comprende y abarca lo natural y lo espiritual, el cuerpo y el alma, y concilia y reduce a unidad la oposición del naturalismo y del idealismo racional. En el realismo cabe todo, menos las exageraciones y desvarios de dos escuelas extremas, y por precisa consecuencia, exclusivistas.
Page 103 - Cuando viento borrascoso sus almenas no conmueve, no turba el rumor más leve la majestad del coloso. Queda en profundo reposo largas horas sumergido, y sólo se escucha el ruido con que los aires azota alguna blanca gaviota que tiene en la peña el nido. Mas cuando en recia batalla el mar rebramando choca contra la empinada roca que allí le sirve de valla...
Page 48 - La brevedad de estas descripciones hace que hieran con más vigor la fantasía de todo lector un poco atento, sin peligro de que fatiguen, como ocurre con frecuencia en las descripciones minuciosas, analíticas é interminables de muchos escritores modernos, de quienes se diría que miran con microscopio, tocan con escalpelo y escriben con plomo derretido.
Page 36 - ... de mayo. Soy un vil gusano, y no un hombre ; soy el oprobio y la abyección de la humanidad ; soy un hipócrita.
Page 59 - Andrés, estremeciéndose, alzó la cabeza; y delante de una muchedumbre estupefacta, vió a su padre con los brazos abiertos, el sombrero en la mano, y la espesa y blanca cabellera revuelta por el aire de la tempestad. Aquella emoción suprema acabó con las fuerzas de su espíritu; y el escarmentado mozo, plegando su cuerpo sobre el tabladillo de la chopa, y escondiendo su cara entre las manos trémulas, rompió a llorar como un niño, mientras la lancha se columpiaba en las ampollas colosales...
Page 105 - Una noche, una de aquellas noches que alegran la vida, en que el corazón olvida sus dudas y sus querellas, en que lucen las estrellas cual lámparas de un altar y en que, convidando a orar, la luna, como hostia santa, lentamente se levanta sobre las olas del mar...
Page 24 - ... nada varonil de Engracia. Por tal conducto vino Lucía a saber al dedillo los ápices más menudos del genio y condición de Ignacio; su infancia melancólica y callada siempre, su misántropa juventud, y otras muchas cosas relativas a sus padres, familia y hacienda. ¿Será cierto que a veces se complace el destino en que por extraña manera, por sendas tortuosas se encuentren dos existencias, y se tropiecen a cada paso e influyan la una en la otra, sin causa ni razón para ello?
Page 38 - Dos libros canónicos del Antiguo Testamento, que son como el suplemento de los cuatro de los Reyes.

Bibliographic information