Siete tratados, Volume 2

Front Cover
Garnier Hermanos, 1882
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 330 - los que ejercen la caridad movidos santamente por la misericordia. Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; desnudo me hallé, y me
Page 358 - lavan los Amores con agua de jazmín y rosa? Nunca fuera caballero De damas tan bien servido, Como fuera Lanzarote Cuando de Bretaña vino : Princesas curaban de él, Doncellas de su rocino. Los palos, como anexos á los andantes, no los envilecen ya; y como el darlos y el recibirlos viene en ellos vertiendo sal, los admite de buen grado el lector, y aun los echara
Page 302 - el estilo como el lenguaje. El lenguaje! Nadie ha podido imitar el de Cervantes ni en España, ¡ y no es bueno que un americano se ponga á contrahacerlo? Bonito es el hijo de los Andes para quedar airoso en lo mismo que salieron por el
Page 156 - llenar ese vacío, y no con desventaja. A Washington le rodeaban hombres tan notables como él mismo, por no decir más beneméritos : Jefferson, Madisson, varones de alto y profundo consejo; Franklin, genio del cielo y de la tierra, que al tiempo que
Page 272 - armonioso de suaves resplandores. Se hace armar caballero, por habilitarse para el santo oficio de valer á los que poco pueden : embiste con los que encuentra, si los tiene por malandrines y follones, esto es, por hombres injustos y opresores de los desvalidos. Trátase de un viaje al fin del mundo : él está ahí,
Page 297 - á Cervantes le fué concedido animar á Don Quijote y á Sancho, enviarlos en busca de aventuras y hacerlos hablar: su lengua no puede traducirse ni contrahacerse : es original, única, inimitable. » Al que sabiendo estas cosas se arroja á tomar el propio asunto que Cide Hamete Benengeli, se le descompone la cabeza ; y seria punto de
Page 158 - vivir tranquilo en el regazo de la vida privada, gozando sin mezcla de odio las consideraciones de sus semejantes, venerado por el pueblo, amado por sus amigos : enemigos, no los tuvo, ¡ hombre raro y feliz ! Bolívar acepta el mando tentador que por tercera vez, y ésta de fuente impura, viene
Page 272 - con una capa de sandez : quitémosle su aspada vestidura de caballero andante, y queda el filósofo. Respeto, amor á Dios; hombría de bien cabal; honestidad á prueba de ocasiones ; fe, pundonor, todo lo que constituye la esencia del hombre afilosofado, sin hacer mérito de las obligaciones concernientes á la
Page 275 - uno de mostrársele; á Heráclito le compadecemos y pasamos adelante. El autor del Quijote siguió las propensiones de su temperamento : así como su héroe se cubre el rostro con su buena celada, así él se oculta debajo de ese antifaz tan risueño y alegre con el cual llena de regocijo
Page 100 - hispana. Pues no es el vencedor más estimado De aquello en que el vencido es reputado. Don Alonso de Ercilla no pensaba que las huestes castellanas

Bibliographic information