Teatro contemporáneo: apuntes para un libro de crítica

Front Cover
Imprenta-Ducazcal, 1900 - Spanish drama - 270 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Contents


Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 145 - El teatro hispanolusitano en el siglo xix , dice , al hablar del realismo, que «es sencillamente la carencia más absoluta de todo arte, y la negación más completa de toda belleza. Redúcese á una representación al por menor de detalles y accidentes de la vida ordinaria , que ni interesan , ni conmueven, ni siquiera distraen, cuando no sirven para tejer coronas al vicio, 6 insultar á la sociedad, haciéndola asistir al espectáculo de miserias y crímenes de todos los tiempos, mas no imputables...
Page 123 - ... la mayoría como traductores nada más. De literatos como Valle-Inclán, Jurado de la Parra, Cadenas, Eduardo Zamacois, Catarineu, Luis Terán, Blanco Belmonte, Adolfo Luna, Vicente Medina, Verdes Montenegro, Llanas Aguilaniedo, Manuel Paso, Nicolás de Leiva y tantos otros, podemos esperar mucho en favor de nuestro teatro decadente. Lo único que hay que pedirles es que se...
Page 119 - ... pueden agradar por el momento, no tienen, en cambio, valor alguno; estudie la vida que palpita en derredor suyo y llévela al teatro tal como la ve, sin mixtificaciones ni convencionalismos, innecesarios para hacer un buen drama. Así debieron hablarle los críticos, y le hubiesen hecho un gran bien. Más tarde, Oliver ha podido convencerse de que la fórmula por él elegida está anticuada, muerta. La muralla se representó en la 182 Pero, en fin, cerremos los ojos al pasado, y abrámoslos al...
Page 124 - El teatro no puede quedar reducido a cienos límites, ni en su esencia, ni en su forma; reclama amplios y espléndidos horizontes propios de su grandeza, de la expresión de lo bello a que debe tender principalmente, como todo arte.
Page 110 - Sus sátiras son finas, delicadas, mordaces, sin llegar jamás á lo grosero , como en El marido de la Téllez. A veces, sus latigazos hacen saltar sangre, pero la vista de ellos no horroriza porque es producida por un golpe que parece más bien una caricia... El teatro de Benavente es observación. En sus obras los personajes no son polichinelas , sino hombres y mujeres en cuerpo y alma...
Page 107 - ... cultivar el arte dramático. A la cabeza de todos, en el lugar de preferencia, sin que ninguno hasta ahora pueda disputarle el sitio, figura Jacinto Benavente. Cuando se estrenó El nido ajeno, su primera obra, ni la crítica ni el público pudieron adivinar en ella el genio dramático de Benavente. El público dijo: — Está bien; y aplaudió. La crítica cumplió su misión, ó creyó cumplirla, dedicando al novel autor cuatro frases galantes estereotipadas ha tiempo; lugares comunes, socorridos,...
Page 112 - La soltura del diálogo, en sus obras, delata al autor de La comida de las fieras como escritor fácil. Nada más cierto. Yo le he visto escribir, con la rapidez del que copia lo ya escrito, escenas enteras de esa comedia, en la redacción del Madrid Cómico, que dirigió, mientras varios amigos charlábamos, discutiendo alguno, en particular, con demasiada vehemencia. Jacinto Benavente es modernista...
Page 127 - ... la cual hemos ido empujados por la constante y natural evolución de las ideas, al mismo tiempo que por los gustos, costumbres y necesidades de la vida moderna. Ahora bien, ¿quiere decir esto que hayamos descubierto la verdadera piedra filosofal? De ninguna manera^ Marchamos con nuestra época, como ha sucedido casi siempre, y debemos seguir avanzando cada vez más. Yo combato...
Page 107 - La crítica cumplió su misión, ó creyó cumplirla, dedicando al novel autor cuatro frases galantes estereotipadas ha tiempo; lugares comunes, socorridos, y nada más. Uno de tantos — pensó sin duda alguna — y esperó. En realidad, El nido ajeno no merecía mucho más. A Benavente le sirvió para hacer su entrada en el teatro, y él pudo más tarde estar satisfecho de su obra, pues cumplió á maravilla el fin propuesto.
Page 118 - ¿Porqué engañarle asegurándole que La muralla, con todas sus falsedades y las candidas niñerías de » su trasnochado romanticismo, es una maravilla? Se trata de un joven que está en los comienzos de la que puede ser carrera brillantísima. En este caso es preferible la franqueza. Se le debe la verdad, toda la verdad. En mi...

Bibliographic information