Teatro español, Volume 1

Front Cover
J.J. Heyse, 1809 - Spanish drama
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Contents

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 181 - ¿Que quizá soñando estoy, aunque despierto me veo? No sueño, pues toco y creo lo que he sido y lo que soy.
Page 127 - Y aunque nunca vi, ni hablé, Sino á un hombre solamente, Que aquí mis desdichas siente, Por quien las noticias sé De cielo y tierra; y aunque Aquí, porque mas te asombres Y...
Page 127 - ... soy un hombre de las fieras, y una fiera de los hombres ; y aunque en desdichas tan graves la política he estudiado, de los brutos enseñado...
Page 128 - Con cada vez que te veo, nueva admiración me das; y cuando te miro más, aún más mirarte deseo. Ojos hidrópicos creo que mis ojos deben ser, pues cuando es muerte el beber, beben más; y desta suerte, viendo que el ver me da muerte, estoy muriendo por ver.
Page 244 - ¿tan parecidas A los sueños son las glorias, Que las verdaderas son Tenidas por mentirosas, Y las fingidas por ciertas? ¡Tan poco hay de unas a otras, Que hay cuestión sobre saber Si lo que se ve y se goza, Es mentira o es verdad! ¿Tan semejante es la copia Al original, que hay duda En saber si es ella propia?
Page 321 - Morir es perder el ser, yo le perdí en una guerra, perdí el ser, luego morí ; morí, luego ya no es cuerda hazaña que por un muerto hoy tantos vivos perezcan.
Page 119 - Hipogrifo violento que corriste parejas con el viento, ¿dónde rayo sin llama, pájaro sin matiz, pez sin escama, y bruto sin instinto natural, al confuso laberinto destas desnudas peñas te desbocas, te arrastras y despeñas?
Page 211 - Es verdad; pues reprimamos esta fiera condición, esta furia, esta ambición, por si alguna vez soñamos; y sí haremos, pues estamos en mundo tan singular, que el vivir sólo es soñar; y la experiencia me enseña que el hombre que vive sueña lo que es hasta despertar.
Page 339 - Esos rasgos de luz, esas centellas que cobran con amagos superiores alimentos del sol en resplandores, aquello viven que se duele de ellas. Flores nocturnas son; aunque tan bellas, efímeras padecen sus ardores: pues si un día es el siglo de las flores, una noche es la edad de las estrellas.
Page 244 - Confusión, y no menor), , ¿Cómo mi vida le nombra Sueño? Pues ¿tan parecidas A los sueños son las glorias, Que las verdaderas son Tenidas por mentirosas, Y las fingidas por ciertas? ¡Tan poco hay de unas a otras, Que hay cuestión sobre saber Si lo que se ve y se goza, Es mentira o es verdad!

Bibliographic information