Un drama nuevo: drama en tres actos

Front Cover
Silver, Burdett, 1920 - 113 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 77 - Señores, ya lo veis. (Dirigiéndose al público, y hablando como falto de aliento y muy conmovido.) No puede terminarse el drama que se estaba representando. Yorick, ofuscada su razón por el entusiasmo, ha herido realmente al actor que hacía el papel de Manfredo. Ni es ésta la única desgracia que el cielo nos envía. También ha dejado de existir el famoso cómico Walton. Acaban de encontrarle en la calle con el pecho atravesado de una estocada. Tenía en la diestra un acero. Su enemigo ha debido...
Page 69 - ¡Jesús mil veces! (Dice estas palabras de la comedia como si fueran hijas de su propio dolor y verdadero asombro. Cae desplomado en el sillón que hay cerca de la mesa, cubriéndose el rostro con las manos. Pausa. Levántase...
Page 69 - ... hacia Edmundo con ademán amenazador; antes de llegar a él, se detiene y mira al público, dando a entender la lucha de afectos que le acongoja.
Page 70 - ¿Conque eres tú el villano... (En voz alta, y dando otra vez golpes en el tablado con la comedia.) ¿Conque eres tú el villano... (YORICK, cediendo a la fuerza de las circunstancias, y no pudiendo dominar su indignación y cólera, hace suya la situación ficticia de la comedia y dice a EDMUNDO como propias las palabras del personaje que representa. Desde este momento, la ficción dramática queda convertida en viva realidad, y, tanto en YORICK como en ALICIA y...
Page 7 - me decían Walton 10 y otros camaradas anoche. Verán muy pronto que también sé yo hacer llorar, si hay para ello ocasión ; lo verán y rabiarán cuando, como antes alegría, infundiendo ahora lástima y terror en el público, logre sus vítores y aplausos. (Toma de encima de la mesa el manuscrito.) Hay, sin embargo, que...
Page 64 - Pues toma, enhorabuena, satisfacción del agravio pero tómala noblemente, que no se restaura el honor cometiendo una villanía. Y si Alicia en nada te ofendió, ¿cómo quieres hacerla víctima de tu enojo? Herir con un mismo golpe al inocente y al culpado, obra es de la demencia o la barbarie. Ni aunque esa desdichada te hubiera causado algún mal podrías tomar de ella venganza, a menos de ser vil y cobarde. Se vengan los hombres de los hombres; de las mujeres, no.
Page 2 - Temoso estás hoy con tus alabanzas: y en eso que dices te equivocas. Nunca faltará que envidiar al que sea envidioso. Pone la envidia delante de los ojos antiparras maravillosas, con las cuales a un tiempo lo ve uno todo feo y pequeño en sí, y en los demás, todo grande y hermoso. Así advertirás que los míseros que llevan tales antiparras, no sólo envidian a quien vale más, sino también a quien vale menos, y juntamente los bienes y los males.
Page 65 - ¿Tiemblas de oírlo? No hay para un envidioso ruido tan áspero en el mundo como el del aplauso tributado a un rival.
Page 8 - ¡Cómo! (Vencido de la sorpresa, olvídase de que está representando, y dice lo que realmente le dicta su propia emoción con el tono de la verdad. Edmundo y Alicia le miran con profunda exírañeza.) EL APUNTADOR.
Page 70 - EDMUNDO, se verán confundidos en una sola entidad el personaje de invención y la persona verdadera.) EL CONDE (Yorick) ¿Conque eres tú el villano, tú el pérfido y aleve, tú el seductor infame que se atreve a desgarrar el pecho de un anciano? ¿Tú, desdichado huérfano, que abrigo debiste un día a mi piadosa mano, que al par hallaste en mí padre y amigo? ¿Tú me arrebatas la adorada esposa? ¿Tú amancillas mi frente?

Bibliographic information