Varia fortuna de el soldado Pindaro ... Añadido en esta ultima impression ... Historias peregrinas, y exemplares

Front Cover
1733
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Common terms and phrases

Popular passages

Page 37 - Portaceli , viéndose acosado, no me arrojara la capa y espada por aligerar la persona. Estos despojos llevé contento á los pies del nuevo conocido, que me abrazó con voluntad notable, y concertando el vernos en Triana, él fue campo travieso hacia la Trinidad, y yo á ponerme en cobro, que lo podia bien hacer, por ser entonces muy poco mirado y advertido.
Page 7 - ... de hijos, dulce y amable compañía de los poderosos y ricos. Muchas veces pedimos y queremos lo que menos conviene, y muchas veces, importunado el cielo de nuestros ruegos y demandas, permite, para castigar tal ceguera , que de la misma causa procedan nuestros males y daños. Sucedióle lo mismo á este buen hombre , que , viéndose sin hijos , no dejó diligencia, votos ni sacrificios que no interpusiese, ni natural remedio que...
Page 67 - ... extinguiesen para siempre autos tan indignos de hombres ; si bien me atreveré á juraros que no los deprendí en los galeones de la armada, no entre los jaques y germanos valientes de Sevilla, sino entre los atildados amigos de la corte...
Page 92 - ... él una de las viguetas , gateando por ella , me puse en el tejado y mi criado tras de mí. Pocas'cosas consultan el miedo ó el peligro: así, fuimos por ellos con harta turbación , quebrantando mil tejas hasta llegar á una ventana, que á pocos golpes nos dio, rompida en partes, la entrada y puerta que nos negó el portero ; mas no así como quiera se ganó esta aventura sin trabajoso riesgo. Apenas entramos á una sala...
Page 38 - Silva en este (iempo amartelado en la calle Catalanes, guardándole yo el cuerpo algunas noches mientras hablaba con una doncella hija de un mercader, aunque entonces sin padres. Su nombre era Rufina y su morada la de un clérigo tio suyo , requisitos bastantes para poder prendarse cualquier discreto , ya por los intereses de su hermosura, ya por la libertad que había para facilitarla y emprenderla.
Page 117 - ... la nuestra y que entraba tocando arma con los fanales encendidos , las abatieron luego ; y aunque con turbación, temiendo más peligro, zarparon ferros y salieron huyendo ; y echando las 1res délias por la via de levante, se cubrieron del borrascoso mar al amparo de la isla, y las otras, corriendo al cabo de poniente, proejando y contrastando con las ondas y el viento, pasaron por las proas de tres de las galeras que con igual peligro iban acercándose al puerto ; y habiendo dado y aun recibido...
Page 60 - ... tiempo , como ya habéis oido, realzó de punto los quilates desta tragicomedia. No fue la que se sigue de menor artificio. Tuvo noticia de un mercader muy rico que con fama y opinión de morisco se habia venido desde Valladolid á vivir ó Sevilla.
Page 104 - ... nion á mi honra, no pude reportarle. Preciso fue va» lerme de la mia : sed hoy nuestro juez, y ved, Estela , » quien fue el actor y reo , y luego juntamente si estan»do en tal estado , estimaréis más á vuestro esposo sin » honra y con la vida, que con lo uno y lo otro aunque » á tan grande costa. Clara está la elección en mujer tan »prudente; vivo y honrado tenéis á vuestro Anselmo, »y tan amante tierno como el primero dia...
Page 77 - Caí de lado á los pies de una cama , y nuuque mi cabeza dio en ella un terrible golpe, los colchones de encima repararon su más sangrienta ruina. Pero no fue esta sola mi mayor contingencia, porque aun no habia caido cuando me vi rodeado de diversas espadas. Abrazóse uno de los que las regían fuertemente conmigo, y fue con esto tan desigual mi última...

Bibliographic information