Velada literaria en honor del excelentísimo señor don Francisco Antonio Delpino y Lamas: verificada en el Teatro Caracas, la noche de Santa Florentina, 14 de marzo de 1885

Front Cover
Tip. de El Cojo, 1885 - 122 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Common terms and phrases

Popular passages

Page 79 - ... todo lo cual servía de manto un ingenio fecundo y una imaginación de colorido. Hay una cosa cierta: un hombre de talento hechiza siempre a una mujer que lo posee o que tiene siquiera sensibilidad. Los ojos dan luz bella, la boca habla maravillas; y tal es el encanto. La hermosura es la gracia y la gracia es el espíritu. Se comprenderá ahora la serie de triunfos que se le preparaban al poeta en la voluptuosa y corrompida corte de Augusto.
Page 79 - Julia era una mujer versátil, disoluta, artera, y llegó a amar, a lo menos ostensiblemente, con ese amor cortesano que es coquetería u orgullo o corrupción, y que en carácter tan elevado como el suyo, era además para el que lo poseía una conquista.
Page 46 - Carnaval de 1885 Soneto Estrambote Pobre paloma si la ves pasar Dejó el desierto donde eché de menos Por el agua va que en amados senos, Bríndale la dulce que eso es amar. Porque la que bebe amarga el pesar, Y aunque muchos hay amor agenos Va con libertad y cuando otros llenos Tiene ella hambre y ansiosa de alzar; Por su hada a nombre brindar mi paloma Del placer la copa y beber sedienta, En el ara santa por su deidad, Cuando ebria de amor los besitos coma Dulces suspiros que el alma alimenta...
Page 109 - Yo Francisco Antonio Delpino salido de las sombras y entrado en las claridades, al verme entre las músicas y cantares, laureado por la juventud ilustre y soberana del siglo diez y nueve, en tan hermosa ovación, al tender mis miradas, fui sorprendido; y la emoción tal, que recibió mi corazón, al ver el ilustrado concurso presenciando el acto tan solemne, solamente en el siglo diez y nueve no...
Page 86 - ... tendencia no es posible calcular. "La crítica llegó a su más terrible severidad, y fría, elocuente, sarcástica, echó por tierra los falsos ídolos de la literatura nacional y nos presentó desnudo, en 'todo su repugnante aspecto, el horrible esqueleto de la vanidad. "La velada en honor del vate don Francisco Antonio Delpino es un gran libro abierto, en el que la experiencia nos enseña las manifestaciones de ese perenne carnaval de la vida. "Jamás la crítica había llegado a tanta altura,...
Page 45 - Esto, á más de ser un acto de justicia, es voz de aliento y poderoso aliciente para las generaciones del porvenir, que encontrarán en ellas tesoros de enseñanzas, y se sentirán impulsados por el deseo de seguir la senda luminosa que condujo al apogeo de la gloria y al. trono de lu inmortalidad, á Homero, á Virgilio y á Andrés Bello.
Page 98 - Que escribe candido, sobre mi frente : El copia de mi musa el pensamiento Que dedico al bardo desde la fuente. Cuando por tu vergel vaya un canario, Y entre las flores te cante divino, No lo espantes que es mi humilde emisario Tu cantor, Francisco Antonio Delpino. FRANCISCO ANTONIO DELPINO.
Page 109 - Con el alma agradecida por vuestros elogios, sin yo desearlos, me veo humillado conocedor de— que, no merezco tantas glorias ! Mi gratitud significo en esta humilde narración. Adiós señores plumarios y letrados, hasta otra vista ! Tercera : " Al respetable público de esta capital.
Page 86 - Siglo en su reseña del 16 de marzo — presenció el sábado en la noche uno de esos notables acontecimientos cuya tendencia no es posible calcular. "La crítica llegó a su más terrible severidad, y fría, elocuente, sarcástica, echó por tierra los falsos ídolos de la literatura nacional y nos presentó desnudo, en 'todo su repugnante aspecto, el horrible esqueleto de la vanidad. "La velada en honor del vate don Francisco Antonio Delpino es un gran libro abierto...
Page 121 - Delpino, tiene una trascendencia moral y patriótica que las circunstancias van señalando día por día, si bien algunos no han querido comprenderla. Era ya tiempo de poner coto, con un correctivo eficaz...

Bibliographic information