El coronel Lorenzo Lugones: 1796---10 de Agosto---1896

Front Cover
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents


Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 135 - ¡No morirá tu nombre! Ni dejará de resonar un día tu grito de batalla, mientras haya en los Andes una roca y un cóndor en su cúspide bravía. — Está escrito en la cima y en la playa, en el monte, en el valle, por doquiera que alcanza de Misiones al Estrecho la sombra colosal de tu bandera!
Page xxxix - ... favor, serán reputados enemigos del Estado, y perturbadores del orden y tranquilidad pública, y castigados con todo el rigor de las penas hasta la de muerte y expatriación, conforme a la gravedad de su crimen, y parte de acción o influjo que tomaren.
Page ix - El Senado y Cámara de Diputados, etc., sancionan con fuerza de ley : Art. 1°...
Page lii - Nos, los Representantes de todas las comunidades de este territorio de Santiago del Estero, convencidos del principio sagrado que entre hombres libres no hay autoridad legítima sino la que dimana de los votos libres de los ciudadanos...
Page 21 - Belgrano, el único indicado para salvar la Patria en aquellas circunstancias, aparecía en todas partes como el ángel tutelar, trabajando sin descanso, rondaba el ejército de día y de noche, para imponerse de todo lo que podía ocurrir; se puede decir que nada se ocultaba a su celo y vigilancia; de modo que cuando recibía un parte, ya él estaba en los antecedentes de lo sucedido.
Page 118 - Rosario en 1811, que había bendecido en Jujuy en 1812, y que había tenido que arriar por orden del Gobierno, diciendo que la reservaba para el día de una gran victoria. La victoria había tenido lugar, y esta vez, seguro de que el nuevo Poder no le obligaría a esconderla, aprovechaba la oportunidad para jurar la Asamblea y la bandera bicolor al mismo tiempo.
Page 39 - Patria, sobre los cadáveres del campo de batalla, fué quebrando por las conjuraciones de un príncipe de la Iglesia. El obispo diocesano de La Paz salió al encuentro de los juramentados a los campos de Oruro, les predicó la fe católica cristiana, llamándolos nuevamente a engrosar las filas del rey, en nombre de Dios y de la Religión les allanó...
Page 34 - Belgrano con una bandera blanca y celeste, que colocó con mucha circunspección y reverencia en un altar situado en medio del cuadro; proclamó enérgica y alusivamente, y concluyó diciendo: «Este será el color de la nueva divisa con que marcharán a la lid los nuevos campeones de la patria.
Page lii - Declaramos por la presente acta nuestra jurisdicción de Santiago del Estero uno de los territorios unidos de la Confederación del Río de la Plata.

Bibliographic information