Apuntamientos para la historia natural de los páxaros del Paragüay y Rio de la Plata, Volume 1

Front Cover
la viuda de Ibarra, 1802 - Birds - 479 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 19 - Por tradicion se dice que en la conquista y mucho tiempo despues no existía en Montevideo, y que pasó allá acompañando las embarcaciones. Aseguran que no hace nido y que deposita dos huevos blancos en los agujeros de las peñas o de los árboles. Sus pollos nacen blancos, y los he visto vestidos de plumon rubio.
Page v - En estas circunstancias me limité a reformar lo que supe, poniendo en seguida de cada familia los pájaros que empezaban a desviarse de ella. Mi gobierno para caracterizar familias ha sido valerme con preferencia de las formas que residen principalmente en el pico, alas y pies, por ser las que más influyen en las costumbres, y las más fáciles de conocer.
Page iii - Advertencias necesarias que le siguen, y en las que el autor define la terminología científica que ha creado. Habiéndome conducido el destino al Paraguay, donde era imposible servir á la Patria segun mis deseos y profesion, medité buscar una ocupacion y recurso que aliviase mis pesadumbres y fuese de alguna utilidad. Lo que me pareció mejor fué acopiar conocimientos históricos y geográficos; pero como esto no satisfacia enteramente mis deseos, comencé á observar, comprar, matar y describir...
Page iv - ... que así llegarían en buen estado a dicho Gabinete, adonde remití de seis a setecientos individuos. Mis Apuntamientos al principio fueron muy trabajosos, porque careciendo de práctica, de conocimientos y libros, anotada cuantas noticias históricas me decían; pero como fuese viendo que todas eran falsas, dexé de preguntar y de oir lo que querian decirme, y aun borré las noticias adquiridas por relacion, sin perdonar otras que las de muy raros sugetos, cuya verdad tenia bien experimentada,...
Page 282 - Azara, es derecha y majestuosa, y su carácter no muy arisco; pero sagaz y tan cauteloso, que aunque se introduce en los corrales, patios y corredores, evita todas las trampas en que rara vez cae. Vuela con violencia y pausa, según quiere; embiste con intrepidez a cualquier pájaro, lo persigue con obstinación, y volando se posa sobre sus lomos y le pica.
Page vi - ... hacer ellos es el motivo de imprimirlos yo, esperando que mi trabajo merecerá alguna estimación; pues aunque se desprecie la parte crítica, no por eso dexará de ser exacto y puntual en todo lo demás, que comprehende muchos mas páxaros de los que hasta hoy se conocían en América; ya lo menos tiene la ventaja de que en materia de costumbres casi no he escrito sino lo que he observado en veinte años, registrando las temporadas que permitiéron otras ocupaciones los campos, bosques, ríos...
Page vi - Buffon, para que los ordenase y corrigiese, y para que se corrigiese á su gusto; y lo habría hecho á no haber sabido que había muerto: porque no es mi voluntad zaherir, sino desear que se sepa la verdad, y que se haga lo mejor. Prueba de esto son las muchas cartas que escribí al Director de nuestro Real Gabinete, y al citado Naturalista Pineda, ofreciéndoles mis manuscritos para que los ordenasen y publicasen como les pareciera, ó para que los quemasen; y el no haberlo podido hacer ellos es...
Page v - ... ofreciéndose á ordenar y poner mi trabajo en mejor estado, segun me escribió desde Guayaquil. Despues leí con mayor cuidado y conocimiento mis Apuntamientos : hice en ellos mas de cien reducciones de páxaros que estaban duplicados : aclaré y completé muchas descripciones; ya costa de cacerías y dilatados viages adquirí especies nuevas y noticias de las viejas. Por último conocí que mis familias debian reformarse, aunque me pareció imposible caracterizarlas bien; y ademas encontraba...
Page 283 - ... impertinencias, pero con ellas aparta y lleva lejos lo que le incomoda. Desde mucha distancia conoce por la figura, y aun por la sombra a sus enemigos, y con un silbido advierte el peligro a toda casta de...
Page 17 - ... encendida, y el iris blanco. De un ojo va al otro por el cogote un cerquillo fraylesco de pelos negros muy cortos. Tras del ojo nacen arrugas gruesas, que van a unirse en lo alto del cogote a una cinta en relieve naranjada, que de allí va al collar. Tras de las arrugas, oculto en ellas está el oido pequeño; y cerca de él se unen otras arrugas que vienen de lo posterior de la quixada. Entre las arrugas hay pelitos como en el resto del costado de la cabeza. Ti es pulgadas del cuello carecen...

Bibliographic information