Page images
PDF
EPUB

LEY LXI.

| ciales en lo que toca á que no se casen con liEl misino en Madrid á 27 de noviembre de 1624.

I jas, hermanas ni deudas dentro del cuarto gra

do de otros nuestros oficiales de las mismas proQue en la caja real de la Habana haya oficial mayor

vincias y ciudades , sus compañeros, sin expre. con el salario que se declara.

sa licencia nuestra , pena de privacion de sus Al oficial mayor de la contaduría de nues. oficios , añadiendo que por el mismo caso que tra caja de la Habana se le pagan trescientos y | trataren ó concertaren de casarse con las susosesenta y nueve ducados de salario al año, a pro dichas hijas, hermanas y parientas de sus combamos el nombramiento y asignacion de salario

pañeros en el grado referido, por palabra ó por el tiempo que fuere nuestra voluntad : Y promesa, ó por escrito, ó con esperanza de que mandamos que se le pague en la forma y géne Nos les hemos de dar licencia para poderse caro de hacienda que hasta ahora.

sar con ellas, incurran en la inisma pena, y con LEY LXII.

esta declaracion se guarde y cumpla , y les da.

mos licencia y facultad para que reservando los D. Felipe II en Lisboa á 18 de febrero de 1582. Don

grados prohibidos, se puedan casar en sus disFelipe III en Elvas á 12 de mayo de 1619. Que los oficiales reales no se priedan casar con

tritos y fuera de ellos. parientas de sus compañeros como se ordena.

LEY LXIV. De casarse algunos oficiales de nuestra real El mismo en Madrid á 23 de julio de 1572. Véase · hacienda con hijas, hermanas y deudas de los

la ley 32 de este libro. otros oficiales sus compañeros, pueden resultar

| Que los oficiales redes lomen la razon'de encomien.

das, pensiones y situaciones , pagas y libranzas. inconvenientes que impidan el buen uso de sus oficijs: Y porque asi conviene, prohibimos y

En todos los titulos y despachos de encodefendemos a todos vuestros oficiales que ahora

miendas de indíos, pensiones, situaciones, conson y despues fueren, poderse casar con hijas, signaciones, pagas y plazas, asi en nuestra real hermanas y deudas dentro del cuarto grado de

Hacienda como en tributos vacos, y en cualeslos otros oficiales de las mismas provincias ó

só lquier libranzas que á Nos toquen y pertenezciudades, sus compañeros , sin expresa licen can, y dieren y proyeyeren los vireyes, audiencia nuestra , pena de privacion de los oficios cias o gobernadores en nuestro nombre, proque sirvieren , y de po poder tener otros en vean y pongan por cláusula especial que los ofilas Indias: Y mandamos á los vireyes, presiden

ciales reales tomen la razon en los libros de su tes y oidores , gobernadores, corregidores, al cargo, para la noticia y cuenta de todo. caldes inayores y sus tenientes de todos aque

LEY LXV. llos reinos y provincias, que si en cualquiera

D. Felipe II, Ordenanza 54 de 1579. de sus jurisdicciones excediere de lo conteoido

Que se guarde lo ordenado, y que se ordenare para en esta nuestra ley alguno de nuestros oficiales,

la administracion de la reul hacienda. ejecuten en él la pena referida irremisiblemen:

Han de guardar nuestros oficiales reales con te, y luego nos den aviso. Y asimismo manda

inucho cuidado y diligencia lodas las leyes que mos que en los casamientos de oficiales reales y

tratan de las obligaciones de sus oficios, buen sus hijos, y hijas, y parientes, con hijos, hijas,

cobro y administracion de nuestra real hacienparientes ó parientas de contadores de cuentas

da, y todas las demas cédulas, órdenes y pro. se guarde la ley 8, tit. 2 de este libro, en los

visiones dadas que no se hallaren expresa niente grados y con las calidades que se contienen en

revocadas por las leyes.de este libro, conforme la dichia ley, y en todo lo demas que alli re

està prevenido : y asimismo todas las demas cé. fiere (10).

dulas , provisiones y despachos que de Nos tuLEY LXIII.

vieren despues, pena tie cincuenta inil marave.

dis para nuestra cámara por cada vez que lo deD. Felipe li en San Lorenzo å 25 de julio de 1593.

jaren de guardar, y de incurrir en las demas Que por tratar. , concertar el casamiento de palabra, o por escrito, ó por promesa, ó esperanza de

que se les impusieren. kcencia, incurrun en la pena. Declaramos y inandamos que la ley antece

I D. Felipe IV en Madrid á 10 de abril de 1660, y la deute se entienda y practique con nuestros ofi reina gobernadora alli á 1.° de junio de 1671.

Forma de remitir los oficiales reales tus relaciones (10) Eu cédula de 9 de agosto de 79, se ha man

y carlas cuentas de la real hacienda de su cargo. da lo que los oficiales reales, administradores, conta Aunque es propio.de la obligacion y oficio dores, tesoreros, ni demas ministros de los tribunales de Real Hacieuda, sin precedente real permiso, y Téngase presente que esta real órilen habla genunca con muger que haya nacido en el distrito de peralmente de los empleados en Real Hacienda sus destinos se puedan casar.

que por la nueva de 29 de mayo de 91 se ha manda

Teuda, y Pero sobre esta ley bay la novedad de que los I do observar la cédula de 9 de agosto de 79 que se vireyes y presidentes de Chile y Guatemala no están cita arriba, declarando que debe cumplirse rigorosaimpedidos de conceder estas licencias en los casos de nente con los contadores de Cuentas, director de ella sino cuando las mugeres sean del distrito en que Rentas , oficiales reales , contador de Tributos y adestán empleados, pues siéndolo deben obtenerse del ministradores a quienes corresponde el manilo de rey, todo conforme a la real órden de 13 de julio Rcal Hacienda , y reconocer las cuentas respectivas de 1789.

de su administracion; pero que podráu los superLos gobernadores de Filipinas y demas Islas pue intendentes conceder estas licencias á contadores, den coucederlas cou voto consultivo de la audiencia Linterventores y oficiales subalternos de estas oficinas. y obligacion de dar cuenta.

precedida inforınacion de decencia, etc. томо II.

10

de los oficiales reales enviar con el tesoro que dena en esta materia : y asimisino mandamos á se nos remite de las ludias cada año relaciou lus vireyes, presidentes y gobernadores de lo-, distinta de los géireros y miembros de la ha das las provincias dovde bray cajas reales, que cienda de que se componen los envios, los di por su parte pongan particular cuidado en el chos oficiales no lo cuntplen, de que resulta no cuirtpliiniento de esta nuestra ley (u). tener noticia nuestro consejo de los efectos á que pertenecen las cantidades remitidas. v se 1 Quie los oficiales reules no scan provcidos en ofi. siguen otros inconvenientes de grande embara

cios, comisiones ni jornadas, ley 21 y 23, 20. Y poriçue a nuestro real servicio conviene, tit. 2, lib. 3. inandainos que los dichos nuestros oficiales asi

Que no piledan ser proveidos en oficios los pa. lo cumplan y observeit, sin dilacion i ginision

rientes dentro del cuarto grado de los oficia. alguna , y en las cartas-cuentas que ban de re les reales, ley 27, lit. 2, lib. 3 mitir cada año de nuestra real hacienda, tain.

Q'le en vacanle de oficial real provea el virey, bien remitan razon distinta y clara de todos los

presidente ó audienu in el interin en persona géneros y miembros de hacienda de que se

idónea , y no la remuevan sint causa, ley 47, componen lus envios, cun apercibiiniento de

tit. 2, lib. 3. que si asi no lo hicieren les mandaremos quitar Que declara el asiento y lugar de lus oficiales los oficios. Y porque habiéndose remitido este reales en actos públicos, ley 94, tit. 15 , lic despacho á los dichos oficiales, con otras órde bro 3. nes particulares que en razoni de esto se han

Que los lunes y jueves esten los oficiales reales dado , aun no lo cuntplett ni remiten relacion

tres horas , asistiendo a quintar el oro y pladistinta del tesoro que envian con los galeones ta , ley 12, tit. 22, lib. 1. y llotas, especificando con claridad los ramos Que el adelantado pueda nombrar oficiales de de hacienda de que se coin poue , ni los efectos

hacienda real en inlerin, ley il, iit. 3, lie de que procede, como se ha reconocido en mu.

bro 4. chas ocasiones. Habiéndose visto en nuestro Que no se den nyudus de costu en tribuitos á hiconsejo real de las Indias, y considerado cuán

jus de oficiales reales en las Indias , ley 35, to importa que estas cartas-cuentas vengan con til. 9, lib. 6. la distincion y claridad que está ordenado: Oro | Que las justicias , oficiales ni otras personas no denamos y niandamos á los oficiales de nuestra

se sirvan de los indios del Rey, ley 24, til, 13, real hacienda de las provincias de Nueva-Es lib. 6. paña y del Perú, que cumplan y ejeculen pre Que los oficiales renles envien relacion de las cisa y puntualınente lo contenido en esta nuese cantilades y situaciones que pagan en sus ca. tra ley, y en toilas las cartas cuentas expresen jas , ley 18. tit. 14, lib. 3, y de la reul halos ramos de hacienda de que se componen los cienda de sol cargo, ley 19, alli. envios , poniendo cada uno con separacion y | Que los proveislus para oficios de lucienda real declaracion de lo que procede , asi de las con 1 puedan ser examinados, como se ordena , audenaciones que se hacen por el consejo y otros 1 to 1 referido, tit. 2, lib. 2. jueces y ministros, como de lo que resulta de Qile cos proveidos para oficios de hacienda reul las multas, por tener diferentes aplicaciones: y den en estos reinos la mitad de las fianzas, que en cada género de estos se noinbren por

auto 28 de 3 de setembre de 1608 referido, menor las personas que lo pagan, y qué canti.

tit. 2, lib. 2.

En consulta del consejo de 16 de junio de 1626 sidencia ó visita: y que en los envios que se lia se propuso que si bien por el aulo de 3 de secen de lo procedido de la media anuala, se de. tiembre de 1608 estuba acordado que los proclare tainbien porntenor las personas que la veidos en oficios de hacienda real de las' Inpigan, expresando la cantidad que se cobra de dias estando en estos reinos diesen en ellos la cada una, y la razon, puesto ó empleo por qué mitad de las firenzas , y la otra mitud en las se causa la deuda: y que en los efectos que vie. Inulius, se habit conocilo era mas com'enien. Nen procedidos de mesadas eclesiásticas se ex te qile lus diesen todus en las partes y lugares plique quién los pago : qué cantidades, y por dorule ejercen sus oficios ; y que asi cuando qué causas, respecto á estar hecho cargo en la pareciese al consejo pudiese mundar se guar. contaduría de nuestro consejo a todos los que dase esta órden, pues se les loman las cuendeben pagar los géneros referidos, y no se les tas ile lo que es å su cargo donde estuin sirpueile testar sin esta noticia , y es justo y come viendo , y las fiunzas son a satisfaccion del vcniente saber los que dan satisfaccion de sus virey, presidente, gobernador y demas oficiadébitos, para excusar con esto el perjuicio de les reules, con que se asegura mejor el juicio, ser inulestados los fiadores por deudas que es y S. 11. file scrvido ile responder, como patan ya pagadas: Todo lo cual mandamos que rece, Auto 656. , Jos oficiales de nuestra real hacienda de las in En las ejecuitorias para cobrar en las Indias las dias Occidentales, Islas y Tierra-Firine del condenaciones, se ponga que tomen la razon inar Océano, cumplan y ejecuten precisa y pun los oficiales reales de la provincin y contadotualmente, cou apercibimiento de que la pri res de cilentas (lel consejo , y de otra forma mera vez que contravinieren serán condena los no se desprchen, auto 119. en privación de oficio, como está resuelto, y de Buevo se les impone esta pepa, por lo que c'm- (10 En cuanto i caudales de eclesiásticos véase viene à la puntual observancia de lo que se ul- ! la reuicédula de 21 de diciembre de 760.

Sobre que los pliegos dirigidas á gobernador y no por el gobe: ngdor solo, se vea la ley 15,

oficiales reales se abran por todos juntos, y tit. 16, lib. 3.

TITULO QUIITTO.
De los escribanos de minas y registros.

LEY PRIMERA.

Déseles relacion y ellos la tengan de todas

tas mercedes, situaciones y salarios consignados D. Cárlos Il y la reina gobernadora.

en nuestra caja real donde asistieren por las Que los escribanos de minas y registros sean

nóminas que nuestros contadores tuvieren de examinados.

las libranžas, ó por otras cualesquier provisioOrdenamos y mandamos que los escribanos

nes particulares, cuya paga esté consignada en de minas y registros sean examinados por las

la caja real, para que de todo tengan cuenta y audiencias de sus distritos antes de entrar á

razon. ejercer, con las calidades comunes á los de

Han de tener ur. libro y razon de las permas contenidas en la ley 3. tit. 8, lib. 5.

sonas a quien se dan licencias para coger oro y LEV II.

plata y otros cualesquier metales, con el jura

mento , dia , mes y año en que se dan, para D. Felipe II en Toledo á 10 de marzo de 1561. En el Escorial á 9 de julio de 1565. En Madrid á 29 de', que registren y lo fundan los que vinieren á mayo de 1591. D. Felipe IV allí á 1.° de junio dar cuenta y razon de la licencia, oro, plata y de 1623.

metales que por virtud de ella hubieren.cogido, Que el escribano de registros asista d las almonedas, con relacion de ellos, y los manifiesten ante el quintos y funiliciones.

gobernador y oficiales reales, para que provcan En algunas partes de las Indias no asiste en permitirles buscar ó castigar, conforme á personalmente el escribano de registros a las justicia , y lo mandado por la ley 2, tit. 19. lialmonedas, quintos ni fundicion de oro, ni á bro 4. introducir en las cajas la plata, ni á yerla pe Los escribanos de minas y hacienda real re, sar, y se pone en su lugar un teniente que no sidan en las fundiciones y refundiciones, asi es escribano real, de que pueden resultar incon para tener razon y cyenta de las cédulas que venientes y nulidades: Mandamos que los pro se bubieren dado para sacar oro y plata u otros pietarius asistan por sus personas a todo lo su metales , coino para tener libro donde asienten sodicho, pena de perdimiento de sus oficios, los que se llevaren à fundir, y que personas los sino fuere por enfermedad ó.causa muy nece. traen, y por qué los han cogido, y la parte que saria, que en tales casos permitimos que cada se nos paga, y cómo se hace cargo al tesorero; uno pueda poner leniente que sea escribano ' y en fin de cada fundicion concierlen nuestros real.

oficiales sis libros , y lo firmen de sus nom. LEY III.

bres.

Si se hubieren de quintar perlas ó piedras D. Felipe II en el Escorial á 9 de julio de 1565.

para recibir el quinto que á Nos pertenece , se Instruccion para los escribanos mayores de minas Dame al escribano de minas y hacienda real, el g registros.

cual este presente, y lenga cuinta y razon de En la creacion del oficio de escribano ma lo que el tesorero recibiere, y cuando fueren yor de minas y registros, se dió una instruc señalados dias de la semana en que se hayatı cion por el señor emperador D. Carlas, à 4.de de hacer los quintos, se notifique al escribano mayo de 1534, sobrecartada por el señor dou Jos dias que son, para que sin ser llamado Felipe II, nuestros predecesores, à 9 de julio tenga.cargo de ir y hallarse presente a los qnin. de 1565, con diferentes capítulos para el uso tos y hacer cargo al tesorero) : y en los dias se. y ejercicio de él, la cual es nuestra roluntad jalados, y no en otros, se puedan hacer: y si que guarden todos los que en las provincias de por alguna necesidad se hicieren en otros exa las Indias le usaren y ejercieren, y es del te- traordinarios , sea llamado el escribano ; y firnor siguiente.

I me de su pombre el cargo que asi se hiciere al Primeramente, à los escribanos inayores de tesorero en el libro del escribano y en del minas y registros y hacienda real se les dé re- .contador , refiriéndose el uno al otro : y pues licion por nuestros oficiales de todas las hacien- | asi se hace en lodas las cosas particulares, iusto das, rentas, casas, ganados y otras granjerias es que se observe en nuestra real hacienda paque tuviéremos en la provincia y territorio, y ra su buen recaudo , cuenta y razon. de todo lo demas que nos pertenezca y estu- i Cuando algun oro ó plata viniere de fuera viere por costumbre, aplicado a nuestro real para entregar y hacer Cargo al tesorero, sea en haber, para que tengan razon de su principal la casa de la fundicion en los dias que estuviey réditos, y de cuanto se auinenta y acrecien- | ren señalados, y no en otros; y si conviniere la nuestra lacieuda,

que en otro se haga, llámese al escribano de

puestra hacienda y tome la razon de ello, y cien pesos de oro, que aplicamos à nuestra cá. en su libro lo firine el tesorero como está dis. inara y fisco. puesto.

Si por sus títulos ú otra cualquier facultad Si alguna vez por nuestro manilado , ó por nuestra se les concediere poner tenientes , es acuerdo de nuestros oidores v oficiales se hnu nuestra voluntad que en registrar los navios biere de entregar hacienda ó inaravedis mues que salieren de los puertos de sus distritos trus á persona que la granjee ó provea arina guarden la misma forma y disposicion que los da, o navios ú otra cosa , de cualquier calidad propietarios, y asi lo tengan todos por insque sea , el escribano de nuestra hacienda sea truccion. llamado y se balle presente al cargo, y des

LEY IV. pues á la cuenta , para que de todo la pueda haber lejitima.

D. Felipe II en Madrid á 27 de febrero de 1591. En lo que toca al alınojarifazgo, para que Que los escribanos de registros tengan libro de los el escribano de nuestra hacienda pueda tener navios que surgieren en los puertos. cuenta del cargo que se hiciere al tesorero, al

Ordenamos que todos los escribanos de retiempo que el cortador sacare los pliegos de las

gistros de los puertos tengan libro encuaderavaluaciones de las naos, para dar al tesorero, y nado donde pongan la razon de los navios y hacer el cargo de lo que han rentado, sea lla

fragatas que entraren en ellos, con declaracion mado el escribano, y en su presencia se con

del dia, mes y año que surgieren , firmada de cierte el pliego que de cada bajel se sacare, con

su mano y del contador de nuestra real hacienel registro de cada uno, para ver si está todo

da, para que cuando se le tomare cuenta se avaluado , y si fuere alguna cosa de mas, pueda

compruebe el cargo en el libro y registro, y tener cuenta y razon, y el escribano tome

envieu, juntamente con las cuentas de nuestros traslado del pliego que se hiciere, y le tenga oficiales, relacion sumaria , firmada y autori. y ponga en su libro con toda cuenta y razon, y l'zada de lo contenido en él. en el firine el tesorero. El escribano sea obligado à tener libro de

LEY V. cargo de tesorero, por donde siempre que fué

D. Felipe III eu Madrid a 14 de marzo de 1611. En reinos servido de mandarlo ver, se le pueda

Valladolid á 3 de agosto de 1615. hacer cargo con toda puntualidad y sin falta

Que los escribanos de registros no lleven por los alguna.

que hicieren mas derechos de los que deben conforme Los libramientos que se dieren para que el

al arancel. tesorero pague de nuestra hacienda , vayan so

Mandamos á los escribanos de registros de breescritos del dicho tesorero, en los cuales el escribano de nuestra hacienda de fé de haber

cualesquier puertos que guarilen el arancel y

ordenanzas eu llevar los dereclios que les pertomado la razou y relacion en sus libros, y sin

tenecieren , y al pie de cada registro asienten esta prevenciou no se pague cosa alguna : y si

y den fé de los que hubieren llevado por él, se pagare vo sea recibida en cuenta , y lo mis.

pena de privacion de oficio. Y damos comision ino baga el tesorero en cualesquier cédulas

y ordenamos á nuestros presidentes , oidures, nuestras , que á el fucren dirigidas, para que

gobernadores y justicias de los puertos, y á las pague, eoviándolas al escribano que tome la razon y relacion de ellas , y las asiente en su

nuestros oficiales reales y capitanes generales

de nuestras armadas y flotas de la carrera de libro. No pueda el contador ni otro oficial nues

Indias , que asi lo hagan cumplir y ejecutar, tro hacer cargo de cualquier géncro y calidad

proveyendo justicia breve y sumariamente a las de hacienda que nos pertenezca, á tesorero, l'ace

partes que ante cualquiera de ellos se quejaren, tor , ni otra cualquier persona, si el escribano

y la pidieren, sin permitir que nadie reciba de nuestra real hacienda no estuviere presente,

agravio. y tomáre la razon y relacion en su libro, donde

LEY VI. se firme por las personas quc lo recibieren y | D. Felipe II en San Lorenzo á 31 de agosto do 1588. por virtud de ello, siendo necesario se les pue.

Que por todas las partidas inclusas en un registro, da hacer cargo y toinar la cuenta; y si alguna į siendo de un dueño lleven los escribanos de registros duda se ofreciere, comprobarla con el libro

unos derechos. del contador y de los otros nuestros oficiales.

Ordenamos que los escribanos de registros Asiinisino tenga el escribano cuenta y ra- la

cuenta y ra- de los puertos en los que dieren de lo que se ton de todo el oro, plata , perlas , piedras y

y enviare en flutas y armadas y otros navios, aun. utras cualesquier cosas que hubiere para Nos,

que se incluyan en un registro dos o tres o mas en cualquier manera que sea, y de nuestra

partidas, siendo todas de un solo dueño, no real hacienda se diere y pagare, enlrare y sa

puedan llevar ni lleven mas derechos que por liere , porque nuestra voluntad es que la haya

un registro , pena de privacion de oficio ; y si de todo generalmente, y lo que de otra forma

las partidas que estuvieren en un registro fuese pagare vo sea recibido ni pasado en cuenta:

ren de diferentes dueños, puedan llevar de cay mas el dicho escribano sea obligado cuando

| da uno los derechos de un registro. esto se ofreciere de enviarnos relacion para que hagamos proveer y remediar lo que con Sobre que los escriborios de minas y registros venga , y tambien la envie al virey ó audien saquen fiut y riotaria, despui hada por el coneia del distrito para el inismo efecio, pena del sejo, ley 3, lil. 8, lib.5.

De lus cajas reales.

LEY PRIMERA.

I y piedras por el peso, género y suerte de eaD. Felipe 11, Ordenanza 3 de 1579.

da una : y estando contado, pesado é inventa

riado , se volverá a poner dentro de la caja de Que antes de recibir las llaves los oficiales reales,

į tres llaves , y hará cargo de todo al tesorero; presenten los libros que deben lener.

asentando primero la partida en el libro de carSi se fundare caja nueva antes que sean

go universal de nuestra real hacienda, que siem. recibidos nuestros oficiales reales, y se les en

pre ha de estar dentro del arca; y despues de treguen las llaves de la caja y real hacienda,

asentada la partida, firmada de todos los dipresenten ante el gobernador ó justicia mayor

chos oficiales, se pasará y asentarà en cada uno todos los libros que por nuestro mandado han

de los demas libros particulares que cada oficial de tener para su cargo y administracion, como

ha de tener como está ordenado. se refiere eu el titulo 7 de este libro; y juntos en presencia del escribano, cuenten y nume

LEY IV. ren las hojas de cada libro, y asienten las que

El emperador D. Cárlos y los duques de Bohemia fueren en la primera y última de él, y ficinen

año de 1550. tidos , y asimismo señalen de la rubrica de sus

Que en la puerta de la pieza donde estuvieren las firmas cada hoja , para que de esta suerte haya cajas se pongan lantas cerraduras y llaves cuantos en ellos la claridad, fidelidad y buen recaudo

fueren los oficiales. que a nuestro servicio conviene.

En la cámara y pieza donde estuvieren nuesLEV II.

tras cajas, se pongan puertas fuertes y seguras,

con tantas cerraduras, llaves y guardas diferen. El mismo, Ordenanza 4 de 1579.

tes como fuere el número de oficiales, y cada Que se fabriquen cajas materiales y se distribuyan uno tenga su llave; y cuando el oro y plata, lus lliives.

piedras y perlas se encajonaren para remitirlo à No habiendo arcas materiales en la provin estos reinos, pónganse los cajones en la misma cia donde se enteren nuestras rentas reales y pieza , y cierrese con las llaves, hasta que los toda la hacienda que nos perteneciere y hubie. , oficiales lo envien ó remitan. remos de haber, hagan nuestros oficiales fabricar una ú dos (si fuere necesaria otra) que sean

LEY V. grandes, de buena madera , pesadas, gruesas, El emperador D. Carlos y la princesa gobernadorn bien fornidas y barreleadas de hierro por los en Valladolid á 10 de mayo de 1554. Ordenanza 13. cantos , esquinas y fondo, de suerte que nues

D. Felipe II en Madrid a 9 de julio de 1564, y en la

Ordenanza de 1572. tra real hacienda tenga toda seguridad, y en presencia del gobernador o justicia mayor, ofi.

Que las cajas estén en las casas reales á riesgo y

cargo de los oficiales reales. ciales y escribano que dé fé, se les pondrán y

Para que haya en nuestra hacienda toda se. echaràn tres cerraduras , con guardas y llaves diferentes, las cuales han de tener el tesore

i guridad , buen recaudo y adıninistracion, esté ro, contador y factor , donde le hubiere; y es

la caja en buena guarda ý custodia dentro en

las casas reales, á riesgo y cargo de nuestros ofi. ba arca ó arcas se han de poner y estar siem

ciales, y especialmente del tesorero, y tenga pre en parte segura y fuerte , donde nuestra

tantas cerraduras, llaves y guardas diferentes, real hacienda no pueda tener ningun riesgo.

cuantos fueren los oficiales reales á cuyo cargo LEY III.

estuviere , y estos lengan las llaves en su paa 'El mismo alli.

der , y no las fien de sus criadus ui oficiales. Que las cajas reales sean y se dispongan conforme

LEY VI. esta ley manda.

i D. Carlos Il y la reina gobernadora, Relaciones de Habiéndose fundado las cajas de nuestra las secretarias del Perú y Nueva España, y contaduría real hacienda , el gobernador o justicia mayor

del Consejo. harán que en su presencia y la del escribano se Cajas reales de las Indias é Islas de Barlovento, y abran, y ante todas cosas se cuenten nuestras donele han de dar sus cuentas los oficiales reales. marcas reales , y los punzones que en ellas hu- Las cajas reales que ahora se ballen fundabiere para señalar y marcar el oro y plata que das, distritos de audiencias, tribunales y conse trajere á quivtar y pagar los derechos, y ha- tadores, donde nuestros oficiales han de dar sus bicudulo hecho muy en particular, asentando cuentas , sou en la forma siguiente. . cada pieza , se pase , cuente é inventarie todo ! En el distrito de nuestra real audiencia de ei oro y plata , perlas y piedras, y todas las de | Lima, la caja real de aquella ciudad y su térwas cosas que en ellas babiere, y en cualquier mino, la del Cuzco, la de Arequipa , la de wanera pertenecieren à nuestro haber , po- Trujillo, la de Guamanga y mivas de Guaocaniendo por número , peso , ley y valor el oro velica , la de Arica, la de Caillouna, la de Bom. y plaia que se hallare y tuvieren, y las perlas | bon, la de Payta, la de Castro Vireiva, la de TOVO !!!

11

« PreviousContinue »