El Bernardo

Front Cover
1833
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Contents

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 346 - ... humilde el paso. El viejo y encorvado Pirineo, a quien del cielo el brazo eterno puso con riendas de oro al paso del deseo de un pueblo y otro, de su trato y uso, y por mejor y...
Page 370 - Arboles, se arden, y su hervir se siente, Gimen las costas y escamados cueros, Tiembla del grave monte la eminente Altura, y ellos la abrasada arena De roscas tienen y de golpes llena; Tales los dos furiosos combatientes En su horrible batalla andan cubiertos De espantosas heridas y valientes Golpes, furias, coraje y desconciertos: Rotas las...
Page 257 - Cual bello cisne sobre el crespo vado De Meandro, sin que en él se le consuma Del blanco pecho el tumbo levantado, Cercos engarza de liviana espuma, Y en remolinos de cristal cuajado Humedeciendo va la hueca pluma.
Page 358 - ... sentir, de la muerte bebió el trago ; Aquí uno , dos allí, y acullá ciento, Por tierra arroja su furor violento. A un tiempo ambos ejércitos difusos, Sin...
Page 121 - ... pensamiento atar al mas delgado: Dos arcos de un dorado y sutil vello De cien flechas y mas cada uno armado, Que van volando,. y dan en las entrañas Al mover de las cejas y pestañas. Dos mayos de azucenas y claveles En un verano son. sus dos mejillas, Sus dulces labios de coral...
Page 345 - La tragadora furia, en que arde y brama En resonante hervir la selva roja, Suda el verde laurel , arde la grama, Vuela del fresno en humo el tronco y hoja, Y todo al fin por do el incendio pasa, El monte asombra, y su ladera. abrasa; Así, al son de trompetas y alambores, Y con igual furor...
Page 5 - Tanto el celoso ardor que su alma encierra. } Tanto la envidia obró, tanto la saña de defender su invicta tierra España, allí donde de un grave desafio el trágico suceso lastimoso, a los pies de un leonés, el cuerpo frío del francés arrojó más orgulloso!
Page 357 - Muévense entrambos campos , semejantes A dos tejidas selvas, cuyos pinos Son espigadas lanzas relumbrantes, Y las copadas hayas yelmos finos. Las ramas sus plumeros tremolantes, Donde hace el viento bellos remolinos, Y á las varias centellas del acero En que el sol quiebra, se arde el bosque entero.
Page 350 - Y a blanda rienda su altivez rendida ; Armado el rico arnés de oro fogoso, Que ya fue de Vulcano obra escogida, Ardiendo en rayos de sus piedras bellas, Como el cielo en la luz de sus estrellas. De blancas plumas un penacho altivo, Que el aire en crespo tremolar le enreda ; De oro grabado el peto...
Page 308 - Que el corazon le da , que está vencido; Y aunque Dudon, lo menos mal que pudo. El caso le doró, y cubrió la afrenta, El verse sin contrario, y sin escudo, Le hace mas que el amigo engaño sienta: Y dando de ansia á la garganta un nudo, Tal tragedia el honor le representa, Que á ser menor de Astolfo el beneficio, Segunda vez se hallara sin jui'cio.

Bibliographic information