Guía oficial de la Exposición de Matanzas

Front Cover
Impr. La Nacional, 1881 - Exposición de Matanzas - 192 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Common terms and phrases

Popular passages

Page cv - Las estalactitas son unos conos colgantes o cilindros de carbonato de cal, pegados a las bóvedas o paredes de las cavidades subterráneas. Prodúcelas la filtración, al través de las rocas, de agua cargada de cal. El agua, al desprenderse, de la roca primero y después de la estalactita, va dejando pequeñísimas porciones de la cal que lleva en solución. Estas porciones van...
Page cvii - Al entrar se ven á la derecha enormes masas estalactíticas que forman por este lado la pared, y entre ellas llama al punto la atención una hermosa cascada de cristal del color y transparencia del más puro alabastro, que ha merecido el bello nombre de El Manto de la Virgen. La abrillantada superficie, ligeramente ondeada, resplandece con las anchas facetas cuadradas de su cristalización; la parte superior está un tanto separada de las paredes á que se halla adherida, y la inferior se divide...
Page cvii - Francisco Fleix y Solans, entusiasmado con la contemplación de tantas maravillas, bendijo las Cuevas de Bellamar. »La Sala de la Bendición tiene 14 varas de largo por 8 de ancho y 1 2 de alto. El piso...
Page cv - ... la secular encina. Uno de estos pilares es particularmente digno de llamar la atención: tiene por nombre el Manto de Colón y arranca desde lo más profundo del Templo Gótico. Forman sus estrías magníficos pliegues en que puede ocultarse un hombre, y que van abriéndose á medida que se acercan á la parte superior. Tiene 20 varas de altura, y su ancho, varía de siete varas á dos y media.
Page cviii - El visitador tiene que renunciar al placer de ver el Lago de las Dalias, y volver por el mismo camino á la Sala de la Bendición para entrar de nuevo en la Galería de la Fuente. Recorriendo, al volver en dirección opuesta, los objetos ya vistos, el viajero goza de nuevos...
Page cix - ... estalactitas dispuestas con tal simetría, que figura con toda exactitud uno de esos nichos de altar en que la arquitectura gótica despliega todo el lujo de su brillante ornato. Llámase el Nicho de María.
Page cviii - Bellamar cuando se pasa la Sala de Bendición; no porque deje de haber nuevas maravillas, sino porque estas son hasta ahora de difícil acceso. Al extremo de la Sala se entra en la Galería del Lago, de corta extensión, en la cual hay un gracioso nicho y un enorme derrame estalactítico llamado el Banco de Nieve. Concluye esta galería en la boca, inaccesible todavía á los viajeros, que conduce al Lago de las Dalias, bajo cuyas aguas se encuentran las preciosas cristalizaciones transparentes,...
Page cvii - La pared opuesta a la en que está el Manto de la Virgen se halla, así como la bóveda, cuajada de pequeñas estalactitas que por sus caprichosos dibujos pueden llamarse de arabescos. Muchas de ellas han tomado cuerpo y descienden de la bóveda; pero toda su superficie se ha cubierto de estalactitas...
Page civ - Ya por medio de cómodas escaleras para salvar las pendientes demasiado rápidas; ya por medio de terraplenes ó escalones abiertos á pico; ya, en fin, por un sólido puente provisto de balaustradas, que atraviesa una profundísima grieta, se recorre con comodidad y seguridad el templo gótico en toda su extensión. »A medida que va bajando el viajero, no puede menos que detenerse á contemplar la variedad de objetos que le rodean, alumbrados con bastante profusión con luces fijas.
Page cvi - Pero corto es el trecho; pues llegamos ya á las bellas cristalizaciones que forman el arco á que se ha dado el nombre de La Garganta del Diablo. Aquí por primera vez, y eso muy ligeramente, tiene el viajero que inclinarse; pero antes de hacerlo y pasar adelante, se detendrá á admirar la gran estalactita que está junto al arco de la Garganta del Diablo, y que baja desde la bóveda...

Bibliographic information