Religion y bellas artes: Estudios sobre los templos antiguos y modernos y la Catedral de Caracas

Portada
"El Porvenir, 1867 - 88 páginas
0 Reseñas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 28 - ... cuando le manifestaban al pueblo. Tenia sobre la cabeza un penacho de plumas varias en forma de pájaro , con el pico y la cresta de oro bruñido , el rostro de horrible severidad , y mas afeado con dos fajas azules , una sobre la frente y otra sobre la nariz; en la mano derecha una culebra...
Página 27 - ... los ojos la grandeza y el gobierno de aquella corte. Los templos (si es lícito darles este nombre) se levantaban suntuosamente sobre los demás edificios; y el mayor, donde residía la suma dignidad de aquellos inmundos sacerdotes, estaba dedicado al ídolo...
Página 27 - ... sus taladros iguales á poca distancia, y por ellos pasaban de un árbol á otro diferentes varas ensartando cada una por las sienes algunas calaveras de hombres sacrificados...
Página 28 - ... hasta formar una media pirámide los tres lados pendientes, y en el otro labrada la escalera : edificio suntuoso y de buenas medidas , tan alto que tenia ciento y veinte gradas la escalera , y tan corpulento que terminaba en un plano de cuarenta pies en...
Página 28 - ... adelante una losa verde que se levantaba cinco palmos del suelo y remataba en esquina , donde afirmaban por las espaldas al miserable que habían de sacrificar, para sacarle por los pechos el corazón...
Página 27 - ... algunas reverencias á la entrada. Por la parte interior de la muralla estaban las habitaciones de los sacerdotes y dependientes de su ministerio, con algunas oficinas que corrían todo el ámbito de la plaza sin ofender el cuadro, dejándola tan capaz, que solían bailar en ella ocho ó diez mil personas cuando se juntaban á celebrar sus festividades.
Página 27 - Su primera mansión era una gran plaza en cuadro con su muralla de sillería, labrada por la parte de afuera con diferentes lazos de culebras encadenadas, que daban horror al pórtico, y estaban allí con alguna propiedad. Poco antes de llegar á la puerta principal estaba un humilladero no menos horroroso. Era de piedra, con treinta gradas de lo mismo, que subían á lo alto, donde había un género...
Página 27 - Acosta, y á otros autores de los mejor informados. Su primera mansion era una gran plaza en cuadro con su muralla de...
Página 28 - ... que adornaban mucho el edificio. Sobre la division del pretil donde terminaba la escalera , estaban dos estatuas de mármol , que sustentaban (imitando bien la fuerza de los brazos) unos* grandes candeleros, de hechura extraordinaria...
Página 28 - ... en cuadro ; cuyo pavimento , enlosado primorosamente de varios jaspes, guarnecía por todas partes un pretil con sus almenas retorcidas á manera de caracoles , formado por ambas haces de unas piedras negras semejantes al azabache, puestas con orden, y unidas con betunes blancos y rojos que adornaban mucho el edificio. Sobre la...

Información bibliográfica