De la vida y acciones de Alexandro el Grande, Volume 1

Front Cover
Librería de la Viuda de Hernando y Ca., 1887 - 359 pages
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 7 - ... hayan concedido, cuanto porque haya sido en vuestro tiempo. Espero que por medio de vuestros preceptos y cuidado en su educación, -saldrá de vuestra escuela digno discípulo vuestro, no indigno hijo mío, y capaz de sucederme en tan gran reino, porque juzgo por mejor no tener hijos que dejarlos para deslustre y ultraje de la sangre y de los predecesores.
Page xi - Porque como enseña San Jerónimo, el que traduce no ha de mirar á la material significación de la voz, sino á la correspondencia que tiene en el idioma en cuya lengua traduce...
Page 220 - Habían llevado allí desde Siracusa los cartagineses (tan cuidadosos siempre de exornar é ilustrar á Tiro con las presas y despojos de las ciudades que habían adquirido, como á la misma ciudad de Cartago) aquel simulacro, á quien colocaron en el mismo lugar donde reconocían su origen. Proponían algunos que se restableciese un sacrificio, desusado ya después de muchos siglos, y que no sé que pudiese ser acepto á los dioses.
Page 120 - Alejandro al ver tantas estatuas, preguntó : « ¿ que dónde tuvieron las manos y los brazos aquellos grandes varones que representaban , cuando toleraron impusiesen los persas sobre sus cervices el yugo de la servidumbre? » Porque, como este esclarecido príncipe, llevado de su natural inclinación al manejo de las armas, aplicaba todo su esfuerzo al uso de la guerra , le parecía cosa indigna, que, debiendo emplearse el valor, la agilidad y fuerzas en ella , le malograsen ejercitándole en la...
Page 184 - Hallábanse ya los dos ejércitos á vista el uno del otro» aunque á mayor distancia que de un tiro de saeta, cuando empezaron primero á sentirse por su desordenada marcha y descompasados gritos los persas, á quienes correspondieron inmediatamente los macedones con los suyos, excesivos en el estruendo, aunque ellos inferiores en el número, respecto de que rebatiendo ' en aquellos montes y resonando en aquellas espaciosa...
Page 221 - ... (dispuestas sus máquinas en forma de arcos) ponían en lugar de flechas y las disparaban á los enemigos, cuyos maderos quebrantaban á unos, y cuyas áncoras y hoces, las cuales, clavadas en ellos, quedaban pendientes, despedazaban á otros, causando considerable daño en las galeras. No contenta con esto su industria, pasó á hacer ciertos escudos de alambre, los cuales introducidos en la fragua los sacaban de ella hechos ascua, y llenándolos de arena ó de lodo hirviendo los arrojaban prontamente...
Page 75 - Tebas, no podían dejar de persuadir á su entera ruina, sin la cual no les parecía quedaba satisfecho su odio, ni seguros ellos, si Tebas subsistía. Determinóse, pues, que se demoliesen los muros y los edificios, y que se repartiesen sus tierras entre los vencedores, á voluntad del rey. De esta suerte aquella ilustre ciudad, que en un solo...
Page 58 - Alexandro, reconociendo el designio y destreza del enemigo, ordenó á su gente se abriese para hacer paso á los carros luego que intentasen avanzarlos y que se postrasen en tierra y se cubriesen con sus escudos, uniéndose los unos con los otros á manera de galápagos en caso de que los disparasen repentinamente. Con cuya diligencia quedó frustrada la astucia de los enemigos; porque la mayor parte de aquellos carros pasó por el lugar que les hicieron abriéndose, sin ocasionar tampoco daño...

Bibliographic information