Descripcion geográfica del territorio de la República Oriental del Uruguay: acompañada de observaciones geologicas y cuadros estadisticos con un atlas topográfico de los Departamentos del Estado

Front Cover
Establecimiento Tipográfico y Litográfico de Luciano Mége, 1859 - Uruguay - 377 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Selected pages

Common terms and phrases

Popular passages

Page 4 - ... casi paralelamente, á distancias no remotas para venir á concluir su benéfica carrera en los litorales de su desagüe, confundido con los bellos montículos del San Juan! Ese eslabón de sierras elevadas al principio, de cerros y montañas más tarde, de colinas, collados, lomas y oteros al fin, es conocido desde el paralelo de los 27° con el nombre de Cuchilla Grande, de cuyas faldas manan los innumerables ríos y arroyos que riegan el suelo feraz de la República. Revestida alternativamente...
Page 371 - En los sotos e isletas desprendidos de los ríos al ^N. del territorio, se encuentra un hermoso árbol, frondoso y de alto porte, madera blanca y fuerte como el guayabo, cuya maléfica sombra rechaza toda vegetación en sus contornos, y que daña instantáneamente...
Page 235 - ... sea muy difícil estando esas obras en buen estado de defensa sin el empleo de un sistemado y fuerte ataque para forzarlas. Esta cortadura tendrá en toda su longitud de 700 á 800 varas siguiendo sus diversos contornos.
Page 65 - Aunque no tan bella y escarpada como las cascadas del Bogotá y del Missouri, la magnificencia, sin embargo, del espectáculo que presentan sus agitados torbellinos, que se forman y desaparecen, sin cesar; y, que heridos por los rayos del sol reflejan todos los colores del iris, es en verdad, uno de esos monumentos que hacen inclinar la razón orgullosa del observador ante las obras de la naturaleza. Se observa que esa catarata viene anunciándose con la aparición de otros pequeños saltos...
Page 5 - En parajes diversos se observa que, desde el pié de esa sucesión de alturas, se destacan infinitos mamelones que aparecen desprendidos y solitarios, como levantándose repentinamente del nivel de la planicie cual pedestales artificiales formados por la naturaleza, con flancos casi perpendiculares é inaccesibles, rodeadas sus cimas de un muro imponente de pedernales, porphidos y quarzos que parecen parodiar los merlones de un reducto, brindando con sus cumbres planas y regulares, para que el brazo...
Page 174 - ... general a las labores agrícolas, no sólo en su radio municipal, sino en los terrenos que siguen hacia las costas del Solís, y del Toledo, por el lado opuesto, que contienen tierras fuertes y muy productivas, con exposiciones diversas que dan a la vegetación facultades precoces, y particularmente a la pastura que sin embargo, parece debilitada por la afluencia de los ganados que mantienen en ellas las numerosas poblaciones establecidas en las costas de esos arroyos, y cuyos montes van siendo...
Page 108 - Esta isla, y otra más pequeña, en contacto hacia el sur. reciben el nombre de aquel río. Entre los desagües del San Francisco y del Sacra y en el centro del cauce, aparecen otras dos de un suelo poco elevado y desnudas de bosques por el continuado corte que han hecho de ellos los habitantes de esos contornos. Sin disminuir de sonda el canal pasa al este de la primera; y en la de más abajo, por la margen opuesta. La villa de Paysandú aparece del lado meridional del primero de esos arroyos en...
Page 52 - ... pies de calado, hasta la confluencia al menos, del Buricayupí. A esa altura se observa, que las cejas de montes que acompañan las costas de los arroyos, son más dilatadas y espesas, a medida que se penetra en la confluencia de ambos Queguays, en donde el descenso de los niveles da a los valles ya las vegas mayor extensión, conservando una humedad constante que vigoriza su vegetación, auxiliada por la fertilidad de las capas mantillosas, renovadas constantemente por las resacas que arrastran...
Page 186 - Es rápido y bien palpable el descrecimiento de la sonda del puerto. Hecha una minuciosa comparación de las verificadas por las comisiones hidrográficas españolas a fines del siglo pasado y principios del presente, con las que se estampan en el plano del mismo puerto levantado en 1849 por el señor H.
Page 64 - El ruido de esa caída se hace sentir a más de 10 millas en días serenos. En aquellos en que se despeja la nube que constantemente la rodea, se dejan entrever las florestas, las selvas y las islas, que en medio de tranquilas corrientes se dibujan en sus márgenes, transformando subitamente ese cuadro majestuoso.

Bibliographic information