De Valparaiso a Santiago: datos, impresiones, noticias, episodios de viaje

Front Cover
la Libreria del Mercurio, 1877 - Chile - 562 pages
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 237 - Anda, ingrato, que algún día, con las mudanzas del tiempo, llorarás como yo lloro, sentirás como yo siento. Cuándo, cuándo, cuándo, mi vida, cuándo, cuándo será ese día de aquella feliz mañana, que nos lleven a los dos el chocolate a la cama".
Page 179 - Redentor, que fué el único y eficaz medio con que ella se plantó. Yo confieso de mí, que luego que de los umbrales de la iglesia vi este prodigioso árbol, ya la primera vista se me representó en un todo confuso aquella celestial figura del Crucifijo, me sentí movido interiormente y como fuera de mí, reconociendo a vista de ojos lo que apenas se puede creer si no se ve, ni yo había pensado que era tanto aunque me lo habían encarecido como merece.
Page 184 - Patriotas y héroes fueron los que armaron el brazo del sicario. Por sus hazañas ínclitas la mano de la gloria, de inmarcesible lauro los corona; mas del justo castigo no se eximen: la patria los perdona, mas nunca la justicia absuelve al crimen!
Page 162 - Señor, — dijo entonces el valeroso campesino con cierta solemnidad: — ese montonero es mi hermano menor. Si su señoría lo hubiese sorprendido en mi rancho, lo habría fusilado en el acto, como lo ha hecho con todos los que han sido encontrados en igual situación. Pero yo vengo ahora a implorar...
Page 52 - Otra de las notas s5 —esta vez producto de sus impresiones personales— puede fecharse hacia 1855-1860, se refiere a la Viña del Mar y dice así: "Fué en esa fonda de la playa donde adquirió su boga aquella copla de zamacueca, que se canta y que se bebe todavía en todas las chinganas del chinganero Chile.
Page 290 - ... más sabrosa y bien madura fruta que se da en todo aquel distrito; sino .que, por pagar dos veces, apresura el tiempo sazonando sus frutos un mes antes que los campos vecinos; es cosa notable que con estar este valle sólo media legua de Santiago, suele haber ya en él las brevas maduras cuando en la ciudad ni en toda su vecindad...
Page 289 - La que esta ciudad tiene a su norte, llamada de Conchalí, es también muy alabada; cae ésta en un vallecito que llaman El Salto, por el que da el río Mapocho para caer en él. Viene corriendo este río por tierra llana hasta cierto término, de donde dividiéndose, o por mejor decir, dividiéndole, por ser obra ésta de la industria humana, y corriendo el mayor trozo por su madre, se aparta un brazo para regar este valle...
Page 160 - Dos días después de aquella sangrienta ejecución de un espía, y estando el gobernador Guzmán Ibáñez comiendo tranquilamente en su casa de Quillota, su ayudante le anunció que un hombre de campo le buscaba con gran diligencia y pedía hablarle en el acto. Supuso el gobernador que era un expreso ó un aviso, y le hizo entrar con presteza.
Page 239 - Yo me enamoré del aire Y en el aire me quedé, Y como el amor es aire, Del aire me enamoré." "Dábanse vueltas y vueltas las parejas, como en la zamacueca, i pasando de repente la joven delante de su compañero, le decía en voz rápida i dulce, lenta o agraviada, según su situación: Tengo una escalenta Hecha de flores Para subir al cielo De mis amores.
Page 291 - ... las blancas plumas del ave misteriosa. Las alas abiertas, sembradas de espejitos y perfectamente iluminadas, abriéndose y cerrándose a cada bamboleo del anda, y sobre ellas y en la parte de adelante, dos hermosos niños vestidos de ángel en actitud de llorar sobre el cadáver del Hombre-Dios, y todo formando un conjunto tal, que hace erizarse los cabellos, no sé si de espanto o de amor...

Bibliographic information