Historia de Cataluña y de la corona de Aragon: escrita para darla a conocer al pueblo, recordándole los grandes hechos de sus ascendientes en virtud, patriotismo y armas, y para difundir entre todas las clases el amor al pais y la memoria de sus glorias pasadas, Volume 1

Front Cover
S. Manero, 1861 - Aragon (Spain)
0 Reviews
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 241 - Son los catalanes por mayor parte hombres de durísimo natural; sus palabras pocas, a que parece les inclina también su propio lenguaje, cuyas cláusulas y dicciones son brevísimas. En las injurias muestran gran sentimiento, y por eso son inclinados a venganza; estiman mucho su honor y su palabra; no menos su exención, por lo que entre las más naciones de España son amantes de su libertad.
Page 217 - Un no rompido sueño, un día puro, alegre, libre quiero ; no quiero ver el ceño vanamente severo de a quien la sangre ensalza o el dinero.
Page 217 - Vivir quiero conmigo, gozar quiero del bien que debo al Cielo a solas, sin testigo, libre de amor, de celo, de odio, de esperanzas, de recelo.
Page 369 - Volved enhorabuena á los pies de vuestro príncipe, llorad allí, acrecentad con vuestra humildad la insolencia de los que os persiguen, y sea yo el primero acusado en sus tribunales; arrojad al...
Page 368 - ¿Veis la potencia de vuestro Rey cuántos años ha que padece? Cierto podemos decir, á vista de sus ruinas, que mejor se medirá su grandeza...
Page 251 - Ya de este pernicioso mando han salido para mejores empleos Roque Guinart, Pedraza y algunos famosos capitanes de bandoleros, y últimamente D. Pedro de Santa Cilia y Paz, caballero de nación...
Page 348 - Proclamación católica á la majestad piadosa de Felipe el Grande, rey de las Españas y emperador de las Indias, nuestro señor; los Conselleres y Consejo de ciento de la ciudad de Barcelona, año de 1640 (2).
Page 367 - ¿No guardáis todavía reliquias de aquella famosa sangre de vuestros antepasados, que vengaron las injurias del imperio oriental domando la Grecia? ¿Y de los mismos que después, contra la ingratitud de los Paleólogos, en corto número os dilatasteis á dar leyes segunda vez á Atenas?
Page 337 - Muchos después de muertos fueron arrastrados, sus cuerpos divididos, sirviendo de juego y risa aquel humano horror que la Naturaleza religiosamente dejó por freno de nuestras demasías: la crueldad era deleite, la muerte entretenimiento: a uno arrancaban la cabeza, ya cadáver, le sacaban los ojos, cortaban la lengua y narices; luego, arrojándola de unas en otras manos, dejando en todas sangre y en ninguna lástima, les servía como de fácil pelota...
Page 241 - ... conocen por desconcierto: no es acción entre ellos reputada por afrentosa; antes al ofendido ayudan siempre sus deudos y amigos. Algunos han tenido por cosa política fomentar sus parcialidades por hallarse poderosos en los acontecimientos civiles: con este motivo, han conservado siempre entre sí los dos famosos bandos de Narros y Cadells, no menos celebrados y dañosos...

Bibliographic information