Page images
PDF
EPUB

Las profecías predicadas al pueblo por los profetas Sanfuentes, Bañados Espinosa, i Silva Cruz, los año 90, 91 i 92 se han realizado al pié de la letra, como fueron anunciadas; lo que prueba un vez más que ellas emanaban de un poder superior dirijente, que conoció mui bien la sociedad en que vivió.

Nos dirán los incrédulos, la camarilla de aduladores:

Las supuestas revelaciones son imposturas para imponernos vuestra voluntad.

¡Empeño inútil!

Pero ante la verdad i la razón no se puede cerrar el santuario de la conciencia, si somos capaces de mérito, de dignidad, de honra, de derecho, i si somos responsables de nuestros propios actos.

Horrible es, en verdad, la esclavitud; mas la que el hombre se impone voluntariamente, sometiéndose al pensamiento i al capricho ajeno, ^s, además, repugnante i vil. Inspira lástima el desgraciado esclavo que siente á todas horas sobre sus espaldas el látigo ensangrentado del negrero; merece, empero, desprecio únicamente el que siendo libre por naturaleza, renuncia pensar i acepta sin exámen, obrando como autómata, una doctrina política que vaá hacer la desgracia de su patria. ¿Qué predicaron los profetas ya nombrados?

«La ambicion de los hombres, divide a los partidos;»

iLos odios i los rencores, desconocen I03 servicios pú« blicos de eminentes ciudadanos;*

«El poder lejislativo inrade inconstitucional mente las « atribuciones del Poder Ejecutivo;»

«Es preferible la dictadura de un hombre responsable i ala de un Congreso omnipotente,irresponsable i dic« tador;»

«La censura parlamentaria es el mayor título de honor « que se puede discernir a un Ministerio, cuando no se ha « ejecutado acto alguno que pueda ser materia de pro« ceso;»

«Todo Ministerio debe mantenerse en su puesto mién« tras tenga la confianza del Presidente de la República;»

«La sonda debe arrojarse al mar político en que se na« vega, ántes de censurar a un Ministerio;»

«Un incidente o un proyecto de acuerdo, que lleve en« vuelto un voto de censura, debe tratarse a fondo en de* bate pleno, para que hombres i partidos, espresen con. « desarrollo sus ideas, sus opiniones i sus anhelos.»

«Pava apreciar debidamente si un Gabinete ofrece o no « garantías, es cuestion de la libre apreciacion de los par« tidos i no se podrá resolver en definitiva sino en el « momento en que se produzcan los actos electorales;»

[ocr errors]

«Es un axioma reconocido i practicado por los funda« dores del parlamentarismo, que el mecanismo de este <[ sistema descansa en la existencia de dos partidos que * se alternan en el poder, según la voluntad popular.»

«El parlamentarismo, tal como se practica en Inglaterra « i en las demás naciones que lo lian adoptado, se funda « en partidos históricos, tradicionales, con doctrinas pro-« pias i distintas a las de sus adversarios;»

«estaba Reservado A Chile Ver Lo Que Nadie

« ACEPTA;»

«La Constitucion del Estado tiene todos los requisitos « principales del sistema representativo i si ella no hnbie« se querido que los Ministros no pudieran existir sin la < prévia confianza i previo apoyo de la mayoría parla« mentaría o habría suprimido el veto o habría arranca« do al Presidente déla República el derecho exclusivo « de escqjer libremente í a su voluntad a los miembros« del Gabinete,»

Conocido esto ¿dónde se apoyan las teorías parlamentarias desarrolladas por el diputado por Illapel para censurar al Ministerio Zañartu?

cNo tienen fundamento constitucional»—Así lo repiten los Profetas hasta el cansancio.

PROFECIAS

«Si las teorías parlamentarias de la tripartita dominan « en la forma, modo i condiciones en que so presentan, « habría funestas consecuencias para el prestijio del Poder Ejecutivo, responsable del orden público, depositario del <c principio de autoridad i encargado directo de mantener la seguridad interior i estertor de la República.t

cLa dictadura del Congreso, que es la consecuencia ló

< jica de la solucion buscada», por la oposicion, con el « voto de censura al Ministerio Zañartu, «es uno de los pe

< ligros mas graves i transcendentales que puedan amenazar * a la República.»

- «Esta' dictadura—colectiva, irresponsables, omnipoten« te i casi infiscalizable—llevará al país al desgobierno, al « abismo de la corrupcion administrativa, al caos.»

«Contemplareis un fenómeno sumamente estrafio, del « todo inaudito.- la concurrencia de dos poderes Ejecutivos, t uno de oriien popular, radicado por la Constitucion en f el presidente de la República i otro de orijen parlamen« tarto, radicado en un Gabinete de coalicion por voluntad « del (ingreso.»

<nEsta dualidad es la destruccion del buen gobierno, del « orden constitucional i del principio de autoridad.*

«I EN Verdad os DIGO:» «Con la honrada e íntima « conviccion que tengo, que si el Ejecutivo no sostiene < sus fueros constitucionales i se entrega a la vorájine de « las pasiones de partidos i circuios en choque será ju« guele de todos, perderá su fuerza, debilitará su autoridad « i quedará impotente para cumplir sus altos ñnes sociales, « políticos i de orden público.

«I En Veudad os DIGO: <iLa guerra civil deja por mu« chos años, no un principio de autoridad justamente limilado, sino la anarquía o el despotismo de que se aprove— « chan los mas audaces e inescrupulosos Caudillos.*

Estos son los verdaderos principios del Li beralismo Democrático.

Estos son losideales que sostuvimos persiguiendo el bien público de nuestros conciudadanos.

Esta es la bandera que cayera limpia i pura de manos de sus heroicos defensores, destrozada por el plomo fratricida de la guerra civil en los campos de Concon i Placilla. Si ella nos llevó á la lucha sangrienta, á la persecución sin tregua, á la pérdida de la fortuna, á ser mirados como parias en la propia tierra ¿para qué tanto i tanto sufrimiento si más tarde habíamos de renegar de nuestro pasado?

¡I es posible que suceda esto, cuando vemos las constantes manifestaciones del pueblo á favor de nuestra causa!

« PreviousContinue »